La Provincia
Martes 29 de Diciembre de 2015

Ecologistas exigen información sobre el supuesto desborde de Cateura en el río Paraguay

La noticia, que circuló a través de las redes sociales, fue desmentida por autoridades paraguayas. No obstante, solicitan a las autoridades, todos los análisis para descartar de plano la información.

El Foro Ecologista de Paraná y la Red Nacional de Acción Ecologista (Renace) convocaron a la población, con especial énfasis en las localidades costeras del río Paraná, a solicitar información a funcionarios de las áreas de Medio Ambiente, Salud, Bromatología y Obras Sanitarias, tanto provincial como municipal y a las autoridades de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y al Consejo Hídrico Federal (COHIFE) sobre el supuesto desborde del vertedero Cateura de Paraguay, por las inundaciones que afectan el área.
La noticia, que circuló localmente a través de las redes sociales y fue desmentida por autoridades paraguayas, indicaba que “se habría desbordado el depósito (basurero) de residuos tóxicos más grande de Paraguay y se volcó al río Paraguay que desemboca en el Paraná y se recomendaba no beber agua de red”.
“A pesar de su desmentida y la desestimación relativa difundidas por diferentes medios de comunicación, deben ser realizados todos los análisis que correspondan con la emergencia, al agua que llega a las Plantas Potabilizadoras. En el caso que la misma se encontrara contaminada, deberá informarse a la población acerca de los tratamientos correspondientes operados por las autoridades técnicas responsables, para asegurar el abastecimiento con agua potable segura para su consumo”, señalaron desde el Foro.
El director de Bromatología de la provincia, Pablo Basso, en declaraciones del día de la fecha, ha confirmado la inconsistencia de los análisis que dicha repartición realiza, para descartar posible compromiso del agua que consumimos los entrerrianos ante esta eventualidad. Según señaló Basso se hacen mediciones de agua con un laboratorio específicos para microorganismos y no ha habido ninguna anomalía. Pero los rumores que corrieron por las redes hablan de una sustancia tóxica que puede haberse volcado al río en Paraguay y sobre lo que esa repartición no puede hacer ningún análisis.
“Es sabido que en el vertedero mencionado Cateura se desechan químicos altamente contaminantes desde hace más de 30 años. Es por ello que sugerimos la realización tanto de análisis bacteriológicos, fisicoquímicos, y químicos especiales necesarios (siguiendo recomendaciones de la Guía para la calidad del agua potable de la OMS)”, consignó la ONG.
Por otro lado, pidieron informe sobre las medidas tomadas por el gobierno nacional que hubieran sido anunciadas a la provincia, para corroborar y asegurar que la versión del gobierno paraguayo está confirmada por estudios de laboratorio y cuáles son las necesarias advertencias que debe hacerse al gobierno de Paraguay sobre ese vertedero, que vuelca a un río de recorrido compartido con nuestro país.
El Foro Ecologista de Paraná propuso, además, que la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y el COHIFE, -donde participa como miembro pleno el Director de Recursos Hídricos de la provincia-, gesten un espacio conjunto con los países limítrofes con que compartimos cursos de agua superficial y subterránea, -República Oriental del Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia-, con el objetivo de normatizar con los gobiernos, toda actividad, infraestructura o uso y destino de suelos en cada uno de dichos países, que involucren territorialmente la Cuenca del Plata, y su incidencia en la cantidad y calidad de aguas con diferentes destinos, haciendo especial incapié en el cuidado y preservación de la calidad del agua para consumo. Asimismo recordamos nuestro derecho ciudadano a acceder a esta información, por su trascendencia y significación en la salud de nuestras familias, Ley N° 25831 de Régimen de libre acceso a la información pública ambiental.
Por lo mismo, cada jurisdicción provincial con representación en el COHIFE debe incorporar en su accionar, la comunicación periódica de manera ordinaria, -y extraordinaria en caso de episodios imprevistos-, a la comunidad de su territorio, las condiciones de aptitud del agua potabilizada y de las fuentes de agua para dicha potabilización con que cuentan.
“Es necesario actuar con la celeridad que el tema exige. Instamos a nuestros comprovincianos-ciudadanos a exigir estas informaciones a la mayor brevedad”, puntualizaron.

Cateura debía cerrar en 2006
Vecinos del vertedero administrado por la empresa Empo SA, ubicado en Asunción, ya habían denunciado en abril fugas de lixiviado (efluentes tóxicos) del canal.
Conforme con el contrato con la Municipalidad de Asunción, la empresa debía mudarse en febrero de 2006, pero logró evitar la rescisión de contrato por 9 años seguidos. La Seam le había renovado la licencia ambiental bajo condición de que iniciara el proceso de cierre definitivo y relleno sanitario de los contenedores y canales, publica Abc.

Comentarios