Espectaculos
Domingo 04 de Enero de 2015

Echarri protagonizará una historia de cuatro hinchas de Independiente

La película, con libro de Eduardo Sacheri, conformó un cuarteto de notables actores populares; Pablo Rago, Diego Peretti y Diego Torres, además de Echarri.

Diablo rojo de corazón y actor de profesión, Pablo Echarri toca el cielo con las manos: al fin pudo juntar a Independiente, el club del cual es hincha, con su trabajo de actor. Protagonizará “Papeles en el viento”, una película que cuenta la historia de cuatro hinchas del club de Avellaneda. Con estreno nacional el próximo jueves, la película con libro del mismo autor que “El Secreto de sus ojos”, Eduardo Sacheri -sobre novela homónima-, conformó un cuarteto de notables actores populares; Pablo Rago, Diego Peretti y Diego Torres, además de Echarri. “Papeles en el viento” tiene la dirección de Juan Taratuto (“La reconstrucción”, “Un novio para mi mujer”, “No sos vos, soy yo”, entre otras).

   Pablo Daniel Echarri nació el día de la primavera de 1969, ganó conocimiento popular en novelas televisivas, fue, y sigue siendo, un galán matador de la pantalla chica. Pero antes de cumplir los 30 años entró en el cine y no paró; lleva 20 películas en 16 años. Con muchos protagónicos. “Me volví selectivo, tengo que reconocerlo. Pero en un buen sentido, selecciono para hacer aquello que siento que pueda hacer mejor, con más gusto. Eso luego se ve en el resultado y es ganancia para todos, también para los espectadores”, explicó en un entrevista exclusiva con Escenario, una tarde de diciembre en el barrio de Palermo, en Buenos Aires.

   Nació en Avellaneda, en un hogar humilde, estudió plomería, fue cadete, a la vez que arrancó con la actuación de la mano de su maestro, Lito Cruz. A los 25 años, consiguió un protagónico en tele con “Inconquistable corazón”. Mucho más cerca en el tiempo alcanzó su vértice de fama con novelas como “Resistiré” y “Montecristo”. “Conozco a Sacheri, su obra. Cuando leí «Papeles en el viento», inmediatamente me dije «acá hay una película», explica el actor y también productor, para justificar cómo se metió de cabeza en este nuevo proyecto que se estrena en pleno verano.

   Su personaje en “Papeles al viento”, un abogado de dudosa reputación, conforma un trío con Rago y Peretti, todos empeñados en salvar la plata de una mala inversión que otro amigo de Independiente hizo en la compra de una presunta estrella futbolera que no resultó. Pablo pone en palabras el tono del vínculo: “No es un grupo de machos futboleros, se trata de una historia de amor entre amigos”.

   “La amistad que se inicia a temprana edad, y que perdura en los años, se va marcando con el paso de la vida. Con 45 años siento que hemos crecido, hemos cambiado, tomamos caminos, compromisos”, contó Echarri que cree ver, de todos modos, cómo perdura un núcleo afectivo inalterable que permite, en éste caso, emprender la ayuda que buscará salvar un seguro quebranto económico.

Herencia futbolera. La mística futbolera, capaz de conmover y generar reflexiones a través de la descripción de alguna jugada, impregna a la producción, al igual que cierta intensidad, determinados colores que signan las composiciones actorales. La lealtad hacia un amigo que fallece y deja una suerte de legado, cuyo cumplimiento se torna delirante por momentos, y en otros despierta miedo, casi como sucede durante un partido de fútbol, donde la pasión y las traiciones cosen el entramado invisible de las casacas, es el marca del texto que permanece en la película.

   El ahora también productor de cine y televisión, en pareja con la actriz Nancy Dupláa, en el último quinquenio ya no sólo sale en los medios de comunicación por sus trabajos actorales, y por su vida privada y familiar: adquirió relevancia por su posicionamiento político, de apoyo decidido al gobierno de Néstor y de Cristina Kirchner.

   “Hay que mirar simplemente cómo avanzó la producción de cine nacional en la última década. Significa trabajo para muchos actores, implica también que las producciones de televisión se ven influidas por la industria creciente del cine, en la convocatoria y la contratación de actores”, agregó.

   Durante las seis semanas de rodaje de “Papeles en el viento” Echarri se sintió muy cómodo, “por la calidad del guión y de la dirección. Una relación de hermandad verdadera entre todos”, valora. La película se mete con el tema de la decadencia física, la enfermedad. Y tras cartón Echarri recuerda a su padre, que lo hizo hincha de Independiente, y que murió en 2009. “En un punto, Independiente es mi papá”, resume. Y luego agrega: “La herencia futbolera explica una clave principal en el vínculo amoroso, en la transmisión cultural, entre padre e hijo”. Pablo tuvo dos hijos con Nancy, su pareja actual: Morena y Julián.
  
Por la cultura. En su rol de productor empresario, Echarri dice que busca un equilibrio y que trata de manejarse “con don de gente, ambición controlada y generosidad”, valora “el rol del Estado” como promotor de una política cultural, a la vez que señala: “Lamento las campañas contra mi persona que hacen algunos comunicadores y medios en el sentido de que mi productora se estaría beneficiando por mi cercanía al gobierno nacional. Es una falsedad total”, rechazó.

   “El rol de nuestras producciones artísticas y culturales debe orientarse a enriquecernos intelectualmente, a reflexionar y analizar sobre la realidad que nos toca vivir”, resumió Echarri ante Escenario, cuando puso en palabras en sentido principal de su trabajo. Por lo demás, en estas semanas, Echarri viene afinando un acuerdo con el canal Telefé, donde en 2015 pondría al aire una ficción elaborada por su productora, donde volverá a actuar junto a su pareja en la vida real, y que “aborda el tema del cierre de una fábrica textil y la lucha de clases que se despliega a propósito del conflicto”.

Comentarios