Policiales
Sábado 19 de Marzo de 2016

Duras restricciones para acusado de violencia de género

Si el denunciado por pegarle a la expareja, se le acerca a menos de 200 metros, irá preso. Tenía otra causa

José Antonio Brito fue a declarar ayer a Tribunales, por la denuncia que radicó su expareja, Eli Rodríguez, esta semana, acera de la golpiza que recibió el domingo a la mañana en su casa de calle Ituzaingó de Paraná. El hombre de 48 años se defendió y dio una versión diferente a la que contó la víctima y aportó otros testigos que habrían estado presentes en el lugar del hecho. La Justicia le dictó duras restricciones para proteger a Rodríguez, mientras avanza la investigación de la Fiscalía.

El titular de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Leandro Dato, recibió ayer a las 1o a Brito en su despacho, y le informó la imputación por los delitos de Violación de domicilio y Lesiones. El acusado, asistido por el defensor oficial Jorge Sueldo, declaró y contó una historia diferente a la que consta en la denuncia.

Rodríguez había contado que el domingo a la mañana, Brito entró a la casa tras romper la puerta y la despertó a golpes. La sacó de la habitación, la llevó al patio y luego a la calle, donde continuó la golpiza. El médico forense constató las lesiones que sufrió en el episodio, en sus brazos, piernas, costillas y cuello. “Me agarró como si yo fuera un hombre”, relató a UNO.

Brito, por su parte, mencionó la presencia de personas que no aparecen en la denuncia de la víctima. Con estos elementos, el fiscal citará a declarar a todos los testigos que aparecen en ambas declaraciones y analizará todos los elementos de prueba que están en el legajo.

Luego de esta instancia, en una audiencia ante el juez de Garantías Mauricio Mayer, se debatieron las medidas de coerción para Brito. Teniendo en cuenta la denuncia y los antecedentes, el juez le impuso no acercarse a Rodríguez a una distancia menor a los 200 metros, así como otras restricciones, por ejemplo no provocar ningún acto que cause perturbación a su expareja ni a sus allegados ni testigos del hecho.

En este sentido, se le advirtió a Brito que en el caso de infringir cualquiera de las restricciones, será detenido con prisión preventiva en la Unidad Penal.

Otra ex lo había denunciado
Otra expareja de José Brito, con quien convivió durante muchos años, también lo había denunciado por amenazas. Esta causa se sumó ahora a la iniciada con la denuncia de Rodríguez. Lo llamativo es que aquella primera denuncia por violencia de género la había radicado en la Justicia la mujer que salió a defenderlo. Se trata de Beatriz Taborda, quien el miércoles envió a UNO una suerte de réplica en la que afirmó que “en la convivencia de 24 años, el señor Brito jamás amagó siquiera golpearnos ni a mí ni a mi hija. Siempre fue un excelente hombre, padre y compañero”. Sin embargo, en la Fiscalía se investiga la denuncia que ella misma realizó contra Brito, por la cual le imputaron los delitos de Amenazas y Violación de domicilio.

Comentarios