Pais
Sábado 11 de Febrero de 2017

Dos policías salvaron a una mujer y a su perro luego de caer a un río

El hecho ocurrió en la tarde del viernes, en Sauce Viejo. La mujer y el animal paseaban por la costa del río, trastabillaron y cayeron. Un vecino que vio el suceso pidió ayuda al 911 policial.

A las 19.30 de este viernes, se vivieron momentos de tensión en las aguas del río Coronda, a la altura de calle Curupíes en el distrito de Sauce Viejo (Santa Fe). Allí, una mujer y su perro que paseaban por la costa, trastabillaron por un defecto del terreno y cayeron a las aguas del río Coronda. Por suerte la víctima y su perro fueron rescatados por policías del Comando Radioeléctrico con la colaboración de sus pares de la Comisaría 19° y de los bomberos policiales. La mujer estaba ilesa al igual que su mascota y agradeció a los suboficiales, el noble gesto de haberse arrojado a las aguas y rescatarlos ilesos.

La novedad sobre el resultado del trabajo policial fue informado a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Urgente pedido de auxilio al 911 policial
Alrededor de las 19.15, un vecino de la localidad de Sauce Viejo que regresaba a su casa desde el trabajo vio al llegar a la calle Curupies y las aguas del río Coronda, que una mujer que caminaba por la costa de la barranca junto a su perro, cayeron a las aguas y fueron arrastrados.
La mujer comenzó a pedir auxilio a viva voz y en medio de adversas condiciones meteorológicas, ya que en ese momento estaba lloviendo. El vecino llamó y denunció el suceso a la central policial 911 e inmediatamente el operador dio aviso a los policías del tercio de guardia del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 19°.
sauce 3.jpg


El salvataje policial
Cuatro policías en dos patrulleros con sirenas y con balizas encendidas llegaron hasta el lugar. Los agentes del Comando se tiraron a las aguas, nadaron y finalmente rescataron a la mujer y a su perro. Ambos resultaron ilesos, pero como no podían subir la barranca de la costa por la altura, recibieron la ayuda de los bomberos policiales que completaron el salvataje.

Agradecimiento eterno
María Fernanda Benítez, tiene 46 años y les agradeció a los policías el acto de arrojo y el salvataje tanto de ella como de su perro; también hizo extensivo el reconocimiento para el vecino que observó el suceso y llamó a la Policía. Luego del susto, regresó a su casa de fin de semana por sus propios medios. Los suboficiales que se arrojaron fueron Iván Fiorito y Fabricio Mounier.

La cuestión legal
La novedad sobre el resultado del trabajo policial fue informado a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

UNO Santa Fe

Comentarios