La Provincia
Sábado 29 de Agosto de 2015

Dos modelos de conducción se miden en las elecciones de ATE

ANTESALA. El comicio será el 2 de setiembre. Son 15.000 afiliados en condiciones de votar

Un número aproximado de 15.000 afiliados en toda la provincia de Entre Ríos están habilitados para participar el 2 de setiembre de las elecciones que definirán la nueva conducción de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). La puja que también está planteada en el ámbito nacional enfrenta a dos listas. El oficialismo, que buscará prolongar su mandato cuatro años más, lleva como candidato a secretario general a Osvaldo Blanco en representación de la lista Verde y Blanca “Unidad Federal”. En la vereda contraria, la lista Verde Agrupación Anusate, propone para el mismo cargo a Oscar Muntes. La Junta Electoral informó que el comicio se realizará entre las 6 y las 20, con urnas volantes habilitadas en diferentes puntos del territorio entrerriano.
Romper con la hegemonía
Cercana a una propuesta con aires de cambio, la lista opositora que encabeza Oscar Muntes -secretario general de ATE Concepción del Uruguay- tiene como objetivo recuperar el gremio y su rol combativo frente a la demandas de los trabajadores. En función de esa premisa, algunos de los integrantes del espacio presentaron en UNO las propuestas que piensan plasmar en caso de ser electos. Graciela Truffe, candidata a prosecretaria, aseguró: “Nosotros conjugamos la misma idea, es decir que el trabajador necesita una herramienta para defenderse y esa herramienta es el gremio”. La candidata calificó a la actual gestión de “inactiva”, pese a los ocho años que lleva al frente del sindicato.
“Voy a hablar del sector Educación, porque es el que me compete: no tenemos un delegado que nos represente. Hace ocho años que no hacen elecciones. Tenemos condiciones laborales deplorables y sueldos exiguos que no alcanzan para cubrir las necesidades urgentes”, dijo la trabajadora del Consejo General de Educación.
En pos de marcar diferencias con sus adversarios, Esteban Olarán, candidato a secretario de Prensa, expresó que resulta saludable la participación política, pero consideró que “no significa que la política partidaria tenga que hacerse dueña del sindicato”.
“ATE parece más una oficina del Poder Ejecutivo de turno que un lugar donde los trabajadores puede acudir cuando tienen problemas”, disparó. El dirigente de la CTA Autónoma sostuvo que buscan desterrar ciertas prácticas y modos de manejarse, en favor de los derechos de los trabajadores. 
“En la última paritaria el recibo de sueldo estaba impreso cuando la negociación no había cerrado. Es una herramienta fundamental cuando existen los cuerpos de delegados, para que pueda transmitir la necesidad de los compañeros a los delegados paritarios y ellos van a las reuniones a negociar”, graficó.
Sin referencia social
En la nómina de las conquistas que se fueron perdiendo, los dirigentes mencionaron la falta de representación a través de cuerpos de delegados. “Hace ocho años había en Paraná un cuerpo de delegados de 140 personas, en cambio hoy es de 120 personas. Se ha desaparecido y las decisiones las terminan tomando una o dos personas”, precisó Olarán, empleado del hospital San Martín. Además agregó que como consecuencia de las políticas de esta gestión se fueron deteriorando los salarios, las condiciones laborales de los estatales, la falta de carrera y la generalización en el Estado de múltiples formas de flexibilización laboral.
“El gremio debe ser una herramienta de unidad de los trabajadores y una referencia social”, aseveró el sindicalista. En su análisis reconoció que si no fuera por la lucha de Agmer Paraná los estatales“no nos sentaríamos a discutir salarios” y a su vez puntualizó: “Se han perdido puntos en la asignación presupuestaria a la salud, a la educación y se han dejado pasar muchos acuerdos con la patronal”.
En el cambio que proponen, ubican por delante al trabajador, más allá de quien gobierne: “La ATE debe ser la herramienta de los trabajadores y conseguir más reivindicaciones”, subrayó Graciela Truffe.
“En estos ocho años ha habido una burocratización, un vaciamiento de los cuerpos activos que dan participación activa a los afiliados y a cualquier trabajador del Estado. Se han perdido derechos”, explicó el candidato a vocal Claudio García.
En relación al manejo de fondos y lo que recibe el sindicato en materia de coparticipación, los candidatos remarcaron que si bien el discurso de la  gestión Pelandino es que se carece de recursos, “hay 9 mil millones de pesos anuales de coparticipación que no se reclaman a la Nación y el sindicato actual, en vez de empujar al Gobierno por el reclamo de esos fondos, propuso junto a la CTA de (Luis) Gálligo una reforma tributaria que nos costó en el bolsillo de todos”.
Cercana al oficialismo
Bendecida por el actual secretario general Miguel Pelandino, la lista Verde y Blanca Unidad Federal se posiciona con un claro perfil hacia la continuidad. “Se deben profundizar todos los avances conseguidos en favor de la clase trabajadora, en las sucesivas gestiones de la conducción actual. Destacamos las paritarias, el pase a planta permanente y la incansable lucha por las condiciones de trabajo”, afirmó Jorge Vázquez, candidato a secretario de Organización.
Sobre la oposición opinó: “Termina siendo funcional a los intereses del Consejo Directivo Nacional, instalando la campaña sucia y no contestamos porque no creemos que sea conveniente para los trabajadores”. En su abordaje vinculó a la dirigencia opositora “con ciertos intereses partidarios, como ha quedado a nivel nacional con el caso de Víctor De Gennaro, donde se han desviado fondos  de la ATE para solventar una campaña que termina siendo un capricho”.
Otro de las voces que aportó su visión sobre lo que se pone en juego en la elección del 2 de setiembre fue  Sebastián Curbelo, candidato a vocal titular. “Nuestro objetivo es una organización que propone un sindicato que debata, que proponga, que luche y que gane. Hay que profundizar el compromiso sindical”, aseguró. 
Curbelo reparó que entre las conquistas se destaca el avance en la negociación paritaria, donde se discutió el tema salarial, las condiciones de trabajo, el escalafón y anunció que se está en la antesala de las paritarias sectoriales. “En Salud logramos federalizar la representación, ya que a diferencia del otro sindicato la representación ha caído por mandato de los compañeros en distintos trabajadores y representantes. Desde 2011 un total 2.533 compañeros pasaron a planta permanente, después de una conquista de más de 20 años”, enumeró.
A los avances en materia de organización y los beneficios logrados en favor de los agentes públicos se refirió José Telias, candidato a secretario Adjunto. “Pudimos ofrecerle un hotel en calle Salta para la gente del interior, tenemos el jardín Acunate con 80 chicos que van desde los 45 días a los 4 años, dos camping en Paraná y Concordia en donde estamos invirtiendo”, enfatizó en diálogo con UNO. El dirigente también valoró el acceso a la educación para trabajadores que terminaron el ciclo secundario. “Vamos a terminar un convenio con la Uader y proyectar una residencia estudiantil”, cerró.

Comentarios