Invenciones
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Dos jóvenes desarrollan el mingitorio masculino que no sólo lava, también seca

Son emprendedores españoles y recibieron ofertas de hasta 680 mil euros por el proyecto del novedoso sistema de urinarios.

Dos jóvenes emprendedores valencianos recibieron una tentadora oferta de 680 mil euros por el proyecto de un prototipo de mingitorio masculino que revolucionará la forma de orinar: no sólo lavará el miembro masculino, sino que, además, lo secará.
El sistema "genera una cortina de agua enjabonada, muy suave, cuya temperatura variará en función de la estación del año en la que nos encontremos; es decir, en invierno el agua saldrá templada y en verano saldrá fresca", señaló Eduard Gevorkyan, uno de los desarrolladores.
"Y no nos olvidamos de las mujeres, claro que lo hemos tenido en cuenta muy seriamente, pero de momento no nos podemos permitir abordar otro proyecto".
La cosa no acaba ahí, porque este futurista urinario está en todo, e incorpora un secador para terminar la faena. Y todas estas funcionalidades, sin pulsar un solo botón. "El concepto que se esconde detrás de esta creación es el de encontrar la máxima higiene. Por eso, todo funciona con sensores para que no haya que tocar absolutamente nada", agrega.
Las mentes de las que salió tan innovador urinario son jóvenes, inquietas, y de Valencia. Eduard tiene 23 años y acaba de terminar la carrera de Bioquímica. Conoció a su socio, Iván Giner, en un encuentro de emprendedores, quien es economista y aporta la parte más comercial.
Hoy, después de horas de intenso trabajo, de quedarse sin una moneda y de aprender a negociar, les llueven las ofertas por la patente. El primer postor, una empresa holandesa, ofreció 300.000 euros. Una empresa española ha redoblado la oferta inicial, y la negociación anda ya por los 680.000 euros.
Estos dos jóvenes ya tienen experiencia vendiendo tecnología a restauradores extranjeros, su primer negocio consistió en equipar de cargadores de móvil bares y locales chinos. Ahora, el objetivo es más ambicioso: quieren que su moderno urinario pueble, en el futuro, los cuartos de baño de todos los locales del mundo.
"El principal material es el pvc. Eso reduce mucho el coste del WC, al tiempo que propicia una mejor higiene porque alberga una menor cantidad de microorganismos que la porcelana, reduciendo el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión bacteriana.", aclara Eduard.
"Es más barato y más higiénico. Sustituirá totalmente al mingitorio actual. Y no nos olvidamos de las mujeres, claro que lo hemos tenido en cuenta muy seriamente, pero de momento no nos podemos permitir abordar otro proyecto", se justifican.

Comentarios