Policiales
Martes 23 de Agosto de 2016

Dos familias se enfrentaron a balazos en la Villa 351 y cortaron la calle

Llevan varios años de conflicto. Fueron baleados los móviles policiales que intervinieron en el hecho.

Este lunes por la noche, personal de la Policía de Entre Ríos concurrió a un corte de calle que realizaron integrantes de una familia de Villa 351, en calle en Pronunciamiento y Avenida de las Américas de Paraná, ya que habían quemado cubiertas y mantenido un enfrentamiento con otra familia de la zona.



Según indicó a Radio La Voz el jefe de la Departamental Paraná, Marcos Antoniow, "el problema se originó entre dos familias que hace tiempo tienen problemas entre ellas. Al parecer, cada una pide que se excluya del barrio a la otra".



"Hubo denuncias cruzadas de abuso de armas, pero al momento que nosotros concurrimos al lugar, no hallamos nada", señaló el funcionario policial.



De esta manera, tanto la Policía como la Fiscalía, "necesitamos pruebas concretas, pero no las hemos encontrado. Se trata de las familias Argarañaz y Mendoza", dijo Antoniow y contó que tuvieron que cortar el tránsito por seguridad debido a la quema de cubiertas en Pronunciamiento y Avenida de las Américas.



Belén Argarañaz contó a Radio La Voz, que el tema "viene por la calle del medio de la villa. Nosotros no podemos salir, por lo que si queremos salir tenemos que ir por la vía o por el arroyo".



"Los tiros, son porque la gente de Sandra Mendoza quiere dominar el barrio. Nosotros, que la conocemos y sabemos la clase de gente que son, no nos vamos a dejar dominar. Hace cuatro años, pasó lo mismo, cuando Sandra se quiso quedar con cuatro casas de los Argañaraz".



"Mendoza no está presa, tiene permiso para trabajar, supuestamente, en la Municipalidad. Pero mi marido y mis otros cuñados, no pueden salir a laburar, porque a la hora que salgan, nos persiguen con armas, en motos, en carro. Lo poco que tenemos, lo estamos perdiendo por ellos. Y de parte de la Justicia, no hay respuesta de nada".



Belén expresó que "en este baño, yo estoy hace 20 años. Mi suegra, hace más de 30 años. La Justicia, no soluciona nada, porque nosotros ayer fuimos a Fiscalía para hablar con algún fiscal, y te cierran la puerta en la cara. Pero para sacar a mi marido, por mentiras de Sandra Mendoza, no le tembló la mano. Ellos tienen más de 200 denuncias, porque tienen problemas con mucha gente que los corren de un lado y del otro".



"A mi suegra, y a mi sobrina, la desfiguraron entre diez personas, y nadie se hace cargo de nada", finalizó.

Comentarios