Policiales
Jueves 05 de Febrero de 2015

Dos empleados baleados en el asalto a una distribuidora

Fue en un depósito del barrio Antonini de Paraná. Dos ladrones entraron armados y uno fue reducido por los empleados. Dispararon e hirieron a un hombre en la mano y a otro en el hígado

A las 15.30 de ayer, como todos los días, los empleados de una distribuidora de alimentos ubicada en el barrio Antonini de Paraná, terminaban sus tareas laborales, acomodando la mercadería y los vehículos. De repente se encontraron con dos sujetos armados que les exigieron el dinero. Un ladrón fue reducido de un golpe con una silla, y ambos delincuentes comenzaron a disparar. Dos empleados fueron alcanzados por los balazos: uno en una mano y el otro en el intercostal, que fue operado y está estable.


La siesta tranquila fue interrumpida por los balazos que retumbaron en el galpón de la empresa ubicado en la esquina de calles José Pelliza y Pedro Espino, a metros de Álvarez Condarco y a una cuadra de avenida De las Américas. Un vecino llamó al 911 y un patrullero de la Departamental que circulaba en las cercanías llegó al lugar.


Al ingresar, los uniformados encontraron que un delincuente, oriundo de Santa Fe, pero que hace un tiempo vive en la zona de la Villa 351 de Paraná, estaba reducido por los empleados del lugar. Dos de éstos sangraban por sus heridas de bala: Jorge en una mano, y Mariano en el torso, por lo que fue trasladado por una ambulancia al hospital San Martín. Ingresó al quirófano y lo operaron por la herida en el hígado. Luego quedó estable, en observación y aparentemente fuera de peligro.


Según se informó desde la Policía, los delincuentes aprovecharon que un portón lateral estaba entreabierto para ingresar a robar. Por los movimientos y el horario realizado, se cree que habían estudiado los movimientos de la empresa anteriormente, aunque no creyeron que iban a ser tan superados en número, y menos que los empleados reaccionarían de tal manera para evitar el atraco.


La esposa del dueño de la distribuidora contó a UNO sobre el violento episodio: “Estaban todos los chicos terminando, guardando los vehículos. Ingresan armados dos ladrones, uno le mete un culatazo a Mariano, y el otro se mete hasta el fondo agarrando a Maximiliano para pedirle la plata. Empezaron a los tiros cuando pueden agarrar al que estaba adentro. El segundo que estaba cerca de la puerta le pega el tiro a Mariano, sale y se va. No pudieron robar nada, no se llevaron nada, eso es todo”.

 

El ladrón que logró huir está identificado por la Policía, y hasta anoche era buscado intensamente. El que fue reducido por los empleados fue trasladado a la Alcaidía de Tribunales por la Policía, y quedó a disposición de la Fiscalía, imputado por Tentativa de robo calificado y Lesiones graves.

 

 

Vecinos preocupados

 

Un grupo de vecinos de la distribuidora asaltada estaba reunido en el lugar, sorprendidos por el hecho. En diálogo con UNO contaron que la zona (barrio Antonini, cerca de Paracao) es tranquila, pero que en los últimos tiempos se ha puesto algo complicada. En este sentido, recordaron que el sábado la Policía detuvo a cuatro sujetos armados, que merodeaban en una calle para ingresar a robar a una casa cuya familia estaba de vacaciones.

 

Además, se refirieron a la custodia policial que tiene la vivienda de la madre de un ministro, a la vuelta de la distribuidora, y consideraron que la misma debería recorrer las cuadras aledañas, para la seguridad de todos los vecinos.

 

 

Comentarios