Policiales
Sábado 07 de Mayo de 2016

Dos condenados por un asesinato

El homicidio ocurrido en el barrio Rocamora en Paraná estaría vinculado al narcotráfico.

El asesinato de Sergio Villalba, alias Nino, tiene aristas vinculadas al narcomenudeo y a la actuación de los denominados soldaditos. El crimen ocurrió el 30 de abril de 2014 en el barrio Rocamora de Paraná. Por el hecho fueron arrestados y condenados 
Florencio Laureano Gutiérrez, alias Tevez, de 20 años; y Luis Alberto Torres, alias Viejo, de 55 años.
Según la imputación, a Gutiérrez se le atribuye en delito de Homicidio calificado por alevosía, en tanto que a Torres, el de Encubrimiento agravado. 
Ayer se realizó la audiencia de juicio abreviado. Gutiérrez aceptó cumplir 14 años de cárcel, mientras que Torres fue sentenciado a tres años de prisión condicional. 
Según la acusación, la noche del  30 de abril de 2014 Gutiérrez estaba en la vereda de calle Miguel Cané, entre Granadero Baigorria y Almirante Cochrane de Paraná, frente a la casa de Luis Alberto Torres. En la puerta de la vivienda discutieron Torres y Villalba. Al observar esta situación, Gutiérrez se acercó y efectuó tres disparos con un arma de fuego, supuestamente una pistola Bersa calibre 22, contra Villalba, que  falleció el 29 de mayo de 2014. 
Torres ayudó a escapar del lugar a Gutiérrez. Hay severas sospechas de que el acusado de disparar era soldadito de Torres, quien se habría dedicado a vender estupefacientes en la zona. 
Según consta en el expediente, testigos presenciales coincidieron en indicar que Villalba llegó a la casa de Torres en una moto y comenzó a discutir con aquel sin bajarse del rodado, aparentemente por cuestiones relacionadas con drogas. Según los testigos, cuando la discusión cobró volumen Torres le aplicó un golpe de puño en el rostro a Villalba, circunstancia en la que Gutiérrez, que según refirieron los testigos le estaba vendiendo drogas a un cliente, se acercó, sacó el arma y le disparó tres veces en la espalda, desde una distancia no mayor a tres metros. 
La causa por el crimen de Villalba abrió una investigación contra personal policial de la comisaría 10ª de Paraná, que actuó en forma irregular en la causa. El trabajo sumarial ha sido calificado como pésimo, y es más, se sospecha que podría haber sido realizado en forma irregular para proteger a Torres. Esta causa es materia de investigación y ya está a punto de llegar a juicio contra los policías que actuaron, según la Justicia en forma llamativamente irregular. 
El tribunal que condenó a Gutiérrez y Torres estuvo integrado por José María Chemez, Miguel Giorgio y Elbio Garzón. La fiscal Matilde Federik encabezó la acusación y Juan Carlin y Candela Bessa los defensores.  

Comentarios