Martes 22 de Agosto de 2017

El médico de la Selección durante el Mundial 2010 salió al cruce copy

Donato Villani reconoció el uso de las sustancias denunciadas por un grupo hacker aunque afirmó que "las drogas fueron usadas dentro de la ley".

El médico de la Selección argentina durante el Mundial de Sudáfrica 2010, Donato Villani, reconoció el uso de las sustancias denunciadas por un grupo hacker, aunque afirmó que "las drogas fueron usadas dentro de la ley".

Villani salió así al cruce de un grupo de piratas informáticos rusos, autodenominados "Fancy Boars", quienes acusaron en internet a la FIFA de esconder 23 casos de doping durante esa cita mundialista, entre los que figuraban los futbolistas argentinos Walter Samuel, Gabriel Heinze, Juan Sebastian Verón, Carlos Tevez y Diego Milito, lo que fue reproducido en páginas deportivas internacionales.

El propio Villani le confirmó al diario Olé que "esto no tiene sentido" dado que "fueron cosas que se hicieron bajo las leyes normales" que impone el ente regulador del fútbol mundial.

El médico del seleccionado que por entonces dirigía Diego Armando Maradona y cayó en cuartos de final ante Alemania explicó que "las drogas que fueron utilizadas dentro de la ley tenían una certificación de excepción terapéutica".

Y remarcó tener "todos los certificados así como los tiene FIFA, la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) y AFA" e hizo hincapié en que está "todo archivado".

Para continuar con su explicación se detuvo en el caso de Diego Milito, quien "necesitaba Salbutamol para una afección pulmonar crónica" que "pese a estar prohibido con este certificado se pudo usar".

Para concluir explicó que esto ocurre también con medicamentos comunes que contienen "corticoide", que "está prohibidos bajo cualquier prestación salvo en la infiltración articular", pero "FIFA lo permite con el correspondiente certificado" en casos de "infiltración de rodilla".