A Fondo
Viernes 20 de Noviembre de 2015

Donar sangre, un acto que hace muy bien

Sebastián Benítez / De la Redacción de UNO
sbenitez@uno.com.ar


Lamentablemente pocas personas se dan cuenta de la importancia que tiene el donar sangre. Dar sangre es dar vida. Cirugías, trasplantes y transfusiones pueden realizarse gracias a la colaboración de los donantes. Desgraciadamente pocos se acercan a los diferentes hospitales para donar de manera voluntaria. Los que sí tienen conciencia de la donación son aquellos que han pasado por la situación de que un ser querido requiera transfusión y saben lo difícil de conseguir. 

En la ciudad de Paraná la fundación Arco Iris deja en claro que hay una necesidad de que haya dadores voluntarios de sangre periódicamente para los niños que permanecen internados en la sala de Oncohematología del San Roque, ya que se necesita para la mayoría de los tratamientos. 

En Paraná se puede asistir al Servicio de Hemoterapia del hospital San Roque y en el Centro Regional de Hemoterapia del hospital San Martín. Además de clínicas privadas que cuentan con hemoterapia. El 9 fue el día del Donante de Sangre y desde diferentes organismos hicieron diferentes actividades para tomar real conciencia de la importancia. El mensaje siempre está, pero pocos lo toman. 

Donar sangre tiene como principales requisitos tener entre 18 y 65 años; pesar más de 50 kilogramos, concurrir con el DNI, desayunar antes de donar (algo poco conocido el dato) y  no haber sido intervenido quirúrgicamente, recibido tratamiento de acupuntura, tatuaje o piercing en el último año.

Por su parte los que no pueden donar sangre son quienes hayan tenido sífilis, paludismo, brucelosis, hepatitis, chagas o portadores del HIV. Si en el último año ha sido intervenido quirúrgicamente, si tuvo un parto, cesárea o aborto. Si ha consumido drogas adictivas aunque sea una sola vez y si tiene o ha tenido prácticas sexuales que constituyan situaciones de riesgo.

Otro aspecto importante es que donar sangre no es riesgoso. Es un proceso seguro, rápido y sencillo. Se utiliza siempre material descartable y el personal altamente calificado aplica estrictas normas de procedimientos de acuerdo a estándares internacionales.

Antes de donar sangre el médico asignado realiza un cuestionario de carácter confidencial y los controles necesarios para evaluar si la persona entrevistada puede realizar la donación de sangre.

Si se le permite donar sangre el procedimiento insume alrededor de 10 minutos y luego se le brinda un refrigerio gratuito. Todo de manera segura y con seriedad.

Otro tema y también muy importante para tomar conciencia es la donación de médula ósea, que es una de las pocas oportunidades de dar vida en vida, ayudando así a alguien que, en cualquier lugar del mundo, depende de esa donación para seguir viviendo. En Entre Ríos hay centros de captadores para los interesados en querer ser parte de esa decisión de vida.

Donar sangre es muy sencillo y en la ciudad de Paraná siempre hace falta una mano para alguien que la necesite.
 

Comentarios