Mundo
Miércoles 26 de Agosto de 2015

Donald Trump echó a un periodista latino de una conferencia de prensa

Jorge Ramos, periodista mexicano de Univision, le quiso hacer una consulta sobre inmigración, pero el magnate lo ignoró y lo hizo expulsar. Luego pudo volver a entrar y se enfrentaron verbalmente

El precandidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump echó al periodista mexicano de Univision, Jorge Ramos durante una conferencia de prensa.

Jorge Ramos, presentador de la cadena con sede en Miami, se paró y comenzó a realizar preguntas al aspirante a la candidatura republicana a la presidencia sobre su propuesta en materia de inmigración, la cual incluye poner fin a la ciudadanía automática para niños nacidos en Estados Unidos de padres que residen en la nación sin permiso.

Cuando Ramos, que ya había chocado con Trump antes de que empezara la carrera presidencial sobre temas relacionados con la inmigración, comenzó a hacer una pregunta, el magnate le dio la palabra a otro periodista. Ramos insistió y Trump se irritó.




El primer intercambio

Jorge Ramos: Solamente tengo una pregunta sobre inmigración. Su plan de inmigración es.
Donald Trump: OK, ¿quién es el siguiente?

Jorge Ramos: Mr. Trump, tengo una pregunta.
Donald Trump: Perdón, nadie te dio la voz, siéntate. Siéntate, siéntate, siéntate.

Jorge Ramos: No, no, no, yo soy un ciudadano y un inmigrante.
Donald Trump: Adelante (a otra persona)

Jorge Ramos: Tengo el derecho a preguntar.
Donald Trump: No, no lo tienes, nadie te ha llamado.

Jorge Ramos: Tengo el derecho a preguntar.
Donald Trump: Regresa a Univision

Jorge Ramos: Esta es una pregunta. No puede deportar a 11 millones de personas. No puede construir un muro de 1900 pies (millas). No puede negar la ciudadanía a tantas personas.
Donald Trump: Siéntate, por favor, nadie te llamó.

Jorge Ramos: Soy un periodista. No me toque, señor, no me toque.
Donald Trump: Márchate.

Jorge Ramos: [Mientras un agente de seguridad lo sacaba de la sala] No me puede tocar. Tengo el derecho de hacer una pregunta. 

Momentos después, el magnate justificó la explusión de Ramos diciendo: "Él simplemente se pone de pie y comienza a gritar. Quizá él también tiene la culpa".

Tras la expulsión de Ramos, Trump dijo que no tenía nada contra el periodista y que sólo quería que se adaptara a las normas. "Estaba fuera de lugar. Habría aceptado preguntas en dos segundos, pero se levantó y empezó a gritar", dijo el magnate inmobiliario cuando otro periodista le preguntó sobre el incidente con Ramos. "No me importa si regresa", agregó.

Segunda parte

Finalmente, a Ramos, con mucho peso entre los espectadores latinos, se le permitió regresar a la conferencia de prensa. Trump lo saludó cordialmente, aunque rápidamente reiniciaron su enfrentamiento, interrumpiéndose mutuamente durante una extensa discusión.

"Su plan de inmigración está lleno de promesas vacías", comenzó Ramos. "No se puede negar la ciudadanía a niños nacidos en este país", le dijo.

"¿Por qué dice eso?'', respondió Trump. "Algunos de los grandes eruditos jurídicos están de acuerdo en que eso no es verdad", contestó.

Durante el intercambio que se prolongó cinco minutos, Ramos aseveró que 40% de la gente que se encuentra en Estados Unidos sin permiso ingresó a través de aeropuertos, no por la frontera mexicana. "Yo no creo eso, no lo creo", respondió Trump.

Un informe de 2006 del Pew Hispanic Center, un organismo investigador, encontró que hasta 45% de la gente que está en el país sin permiso ingresó con visas legales pero se quedó después de que expiraron.

Trump dijo que no cree que una mayoría de los inmigrantes que residen en la nación sin permiso sean delincuentes o estén en el país para cometer crímenes. "La mayoría de ellos son personas buenas", señaló. Pero describió casos recientes en los que ha muerto gente asesinada por asaltantes que después se determinó que estaban en Estados Unidos sin permiso.

Finalmente, Trump recordó a Ramos que el magnate tiene una demanda por 500 millones de dólares contra Univision, que canceló la transmisión del concurso Miss Universo, producido por Trump, después de que éste describió a los inmigrantes que residen sin permiso en el país como "criminales" y "violadores".

"¿Sabe usted cuántos latinos trabajan para mí? ¿Sabe cuántos hispanos trabajan para mí?", dijo Trump. "Miles. Me adoran", se contestó a sí mismo.

El encontronazo entre Ramos y Trump tuvo lugar en la rueda de prensa previa al discurso del magnate en Dubuque (Iowa), el primer estado de Estados Unidos que celebrará un caucus en 2016 para elegir al candidato del Partido Republicano a la Presidencia.

La reacción
 



"En ninguna parte del mundo me han sacado de una conferencia de prensa o de una entrevista por la fuerza, nunca. Esta es la primera vez", dijo ayer a Univision Jorge Ramos desde Iowa.

"Yo creo que mi trabajo era y es hacer preguntas. Me preocupa muchísimo este uso de la fuerza para suprimir la libertad de expresión", agregó el periodista mexicano.

"De la misma forma que a mí me saca de una conferencia de prensa, querría sacar a 11 millones de indocumentados de los Estados Unidos", completó.

Por su parte, Isaac Lee, director general de Univision, también respondió a la confrontación con un comentario escrito: "Nos encantaría que el señor Trump se sentara con Jorge para una entrevista profunda, para hablar respecto a los aspectos específicos de sus propuestas".


Fuente: EFE y DPA

Comentarios