La Provincia
Domingo 20 de Marzo de 2016

Documento crítico de la UCR sobre la situación de Cambiemos

Duros. El congreso radical exigió que se conforme una mesa política para tomar decisiones, y que hasta que no suceda, no se defina nada. Criticaron duramente a Urribarri y le reclamaron al macrismo por los cargos nacionales  

El congreso del radicalismo, que sesionó ayer en Paraná, aprobó un documento en el que exige “conformar una Mesa provincial de Cambiemos” para la definición de políticas y donde se tomarán “las decisiones hacia el interior del espacio y hacia la sociedad”. El texto aprobado por los radicales insta a que “hasta que ello no suceda se desista de avanzar unilateralmente en la toma de decisiones” en nombre de la alianza.

Al cumplirse 100 días de gestión de Cambiemos en el orden nacional, los radicales entrerrianos analizaron la situación nacional y provincial, considerar la realidad partidaria en este nuevo escenario y, sobre todo, delinear una estrategia a futuro que posibilite lograr un triunfo en los comicios de 2017 y de 2019.

El cuestionamiento a la metodología del otro socio mayoritario de la alianza incluye al recurrente tema de los cargos nacionales en la provincia. La inexistencia hasta ahora de un espacio como el planteado genera “dificultades”, según los radicales, que no tienen que ver solamente con “la falta absoluta de integración de dirigentes de nuestro partido en los distintos cargos que dependen del Gobierno nacional en Entre Ríos, sino también con la inexistencia de un espacio institucional donde se debata, se definan y se asuman las distintas tomas de decisiones políticas que se encuentran definiendo unilateralmente en nombre del frente”.

El texto, además, contiene una visión crítica del panorama nacional y provincial, considerado como una “pesada herencia”. Luego destaca anuncios realizados recientemente por el Presidente Mauricio Macri y hace referencia, además, a algunas medidas “dolorosas pero inevitables que debieron tomarse para revertir desequilibrios que se acumularon de manera irresponsable en el pasado”. Pero a la vez se entiende que como contrapartida de éstas deberán tomarse “acciones destinadas a morigerar sus efectos sobre los sectores más vulnerables”.

El radicalismo entrerriano no se privó de advertir que algunas medidas podrían ser “difíciles de reparar”, en referencia al Decreto 267/2015 del Gobierno nacional en materia de comunicaciones, que abrió la puerta a una “preocupante distorsión en el campo de los negocios de la provisión de servicios de radio y televisión”. En este punto el texto de la declaración partidaria hace suyas las palabras del Presidente del Comité Nacional de la UCR, José Corral, cuando señaló: “Somos parte de un Gobierno al que apoyamos, pero sin dejar de decir lo que pensamos, porque esa es también nuestra función”.

Con duros cuestionamientos al peronismo, por su modelo de construcción política y de gestión del Estado entrerriano en los últimos 12 años, los radicales observan que se dejó pasar una formidable oportunidad alentada por un contexto internacional favorable y ponen énfasis en “el incontrolable déficit fiscal y el endeudamiento heredado de la gestión de Sergio Urribarri, producto de ocho años de manejo irresponsable y hasta temerario de las cuentas públicas provinciales”.

En ese sentido, consideran “injusto” que todos los entrerrianos “tengan que pagar la fiesta populista de Urribarri con aumentos desmedidos de impuestos”. Al mismo tiempo repasa “hechos de corrupción” entre los que menciona casos resonantes como la “fábrica de cosechadoras truchas, la cancelación fraudulenta de deudas millonarias de contribuyentes ante la ATER y la contratación directa de la organización de eventos de la cumbre del Mercosur en la ciudad de Paraná”.

Tras criticar “la falta de diálogo con la oposición, la descalificación permanente, la destrucción del federalismo, la manipulación de la Justicia, la degradación del Congreso y el escandaloso clima de corrupción de saqueo de recursos públicos”, la UCR asume el desafío de Cambiemos de “encarrilar a la Argentina”.

Por otro lado, el radicalismo a través del documento aprobado critica fuertemente el “oportunismo hipócrita” de reclamar que se cumpla “de inmediato la restitución a las provincias del 15% de la Anses por parte de quienes no lo hicieron en los últimos ocho años”. La alusión incluye, obviamente, al actual gobernador Gustavo Bordet.

En la parte final se admite que en Entre Ríos a Cambiemos “no alcanzó para lograr un cambio de signo político en el gobierno provincial”, pero sí permitió “recomponer el equilibrio en el Legislatura y en muchos Concejos Deliberantes”. Por ello se plasma una exhortación “a los partidos políticos que conforman esta alianza política a consolidar esta experiencia frentista para lograr en 2019 “el cambio que no fue posible en 2015”.
Varisco, en apoyo del rumbo del gobierno de Macri
El intendente de Paraná, Sergio Varisco, fue uno de los que aplacó las objeciones hacia el PRO que se escucharon ayer en la casa partidaria. Luego del congreso, Varisco indicó: “Hay que apoyar el rumbo que ha tomado el gobierno nacional, a lo que le proponemos sumar una Conadep de la corrupción ante los hechos atroces que estamos viendo”.

“Del gobierno nacional valoramos la decisión de un gran plan de infraestructura para un futuro cercano, y también la recuperación del federalismo que se está haciendo charlando con los gobernadores para restituir el 15% del Anses que el kichnerismo le sacó a las provincias y a los municipios. En esto hay esfuerzos del ministro Rogelio Frigerio para ir restituyendo ese porcentaje que la Corte Suprema de Justicia sentenció que fue muy mal quitado”, agregó el intendente paranaense.

“En definitiva, este ha sido un congreso donde fortalecimos al radicalismo y al frente electoral Cambiemos que compartimos con el PRO”, agregó.
También dijo que en el informe final que se firmó “hacemos una evaluación de la situación de los Municipios, rescatamos la actitud del gobernador Gustavo Bordet de haber ido saldando la deuda que teníamos del fondo de garantías de coparticipación. Ya se está pagando noviembre y diciembre y con esto se ha acotado una deuda grande que pesaba al momento de asumir en diciembre”.
Para Varisco “hubo discusión política, para todos los gustos, pero mayoritariamente una reafirmación del rumbo de Cambiemos tanto a nivel nacional como municipal”.

El discurso
Al hablar en la sede partidaria, Varisco apoyó la decisión de “crear ámbitos para discutir eso en encuentros semanales, con gente del PRO, pero también sectores del peronismo, del GEN, algún sector socialista que nos acompaña”.

Luego enfatizó: “Esta es la tercera oportunidad del 83 a la fecha de realizar una República en serio”. Observó luego: “A quienes les ganamos las elecciones no creen que hayan perdido, sino que nosotros hemos arrebatado un lugar que les pertenece y por eso ahora es la tarea de gobernar. Hay que tomar medidas que nos gusta y otras que no, pero Cambiemos en todos sus niveles tiene que consolidar un eje de poder político suficiente. Hay muchas cosas para proponerle al gobierno nacional porque sino, la debilidad política de Cambiemos puede terminar como en el 89 o en 2001”.





 

Comentarios