La Provincia
Miércoles 18 de Mayo de 2016

Docentes de la UNER resolvieron aceptar la nueva propuesta salarial

Lo resolvieron en asamblea. El incremento es de un 33% en dos cuotas, un 18% en junio y un 15% a cobrar en diciembre.

En la reunión paritaria del viernes pasado entre docentes universitarios y el Gobierno, éste ofreció, tras las masivas movilizaciones del día anterior, un incremento en dos tramos que totaliza el 33%.
“En función de lo que se pedía es insuficiente pero mucho mejor de lo que venían ofreciendo”, dijo a AIM Marcelo D’Amico, integrante del Sindicato de Trabajadores Docentes Universitarios (Sitradu), que este martes resolvió en asamblea aceptar la propuesta oficial.
En promedio, el incremento rondaría un 33% en dos cuotas, un 18% a cobrar en junio y un 15% a cobrar en diciembre. Si bien, la oferta fue considerada “insuficiente” por la asamblea del gremio nucleado en la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu Histórica), consideraron que es “mucho mejor de lo que venían ofreciendo”.
La última propuesta del gobierno nacional consistió en un aumento del 15 por ciento en mayo y volver a discutir en octubre, planteo que provocó un rechazo generalizado de la docencia.
Asimismo, D’Amico destacó que como avances “la garantía salarial para cargos de menor jerarquía y el adelanto de la paritaria 2017 al mes de febrero”. Cabe recordar, que el convenio firmado por el resto de las federaciones, al que Conaduh no adhirió en 2015, estableció un acuerdo por 16 meses con vencimiento en junio.
“En términos generales, en la mayoría de los lugares, Conadu Histórica acepta la propuesta, en términos críticos, con ciertas reservas. Si hay una disparada de la inflación por supuesto que vamos a estar en las calles y además plantearemos la posibilidad de que la cuota de noviembre se adelante a septiembre”, dijo el docente.
Este miércoles habrá un congreso en Capital Federal donde los delegados de los gremios de todo el país nucleados en Conaduh llevarán los mandatos de asambleas y se resolverá la aceptación o rechazo de la propuesta salarial.
Finalmente, a modo de balance D’Amico destacó que “se movilizó la universidad con una participación no sólo de docentes sino también con un acompañamiento de los estudiantes, por eso entre las mociones que llevamos al congreso solicitamos declararnos en estado de alerta y movilización ante los ataques a la universidad pública, contra el ingreso irrestricto y convocar a una movilización para el 15 de junio en defensa de la universidad pública y conmemorando la reforma universitaria de 1918″.

Comentarios