Coparticipación
Viernes 24 de Junio de 2016

Discrepan en Cambiemos por el proyecto de endeudamiento

Se acabó la escribanía, dijo Kisser, y deslizó que diputados de su sector no fueron responsables

A criterio de los integrantes del bloque de senadores de Cambiemos, sus pares de la bancada de diputados actuaron irresponsablemente al aprobar el miércoles el proyecto de ley que envió el Ejecutivo provincial para poner condiciones a la toma de endeudamiento en dólares por una suma que puede ir entre 450 y 644 millones, según se informó.

El jefe de los senadores opositores, Raymundo Kisser, reclamó ayer tiempo para analizar el proyecto. "Se acabó la escribanía en la Legislatura en la provincia", dijo, apuntando más que al oficialismo a sus correligionarios de la Cámara baja, que recibieron el proyecto y lo trataron sobre tablas en el mismo día.

El titular de los diputados de Cambiemos, Sergio Kneeteman, había explicado el apoyo al proyecto de ley del gobierno provincial señalando que el endeudamiento ya estaba aprobado, y que el mayor aporte de la oposición fue establecer que el 16% del monto que finalmente se tome, será prestado nuevamente a los municipios.

A Kisser esos argumentos no lo convencen. "Vamos a estudiarlo y ver si es necesario aprobar esto. Vamos a ser responsables con nuestro voto", indicó el abogado hasenkampense, que ni siquiera está seguro de que los intendentes quieran esos fondos. "No me consta que los intendentes necesiten ese dinero. A mí no me llamó nadie. Tengo cuatro intendentes de mi partido y un agregado, y nadie me llamó", remarcó Kisser. (El "agregado" es el presidente municipal de San Benito, Ezequiel Donda, quien fue electo por el massismo y luego se pasó Cambiemos).

Los dichos del titular de los senadores opositores apuntan también a la estrategia del equipo de Gustavo Bordet, ya que por la composición de la Cámara, la ausencia de un oficialista podría complicar la aprobación.

En el Senado hay nueve justicialistas y ocho legisladores de Cambiemos. De los oficialistas ninguno tiene gripe ni anunció que sus vacaciones 'escolares' de invierno sean en un lugar alejado, pero hay dos (por los menos) que no están del todo convencidos con el proyecto.


Copar la parada

Si bien en las declaraciones de Kisser parece tener poca importancia que el objetivo principal de la iniciativa oficial sea ratificar el acuerdo alcanzado entre los gobernadores y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, respecto d la devolución del 15% del descuento de coparticipación, no deja de resultar paradójico que la principal objeción provenga de un legislador de la alianza macrista radical.

Tal vez la explicación a esta conducta es que, en realidad, el expresidente de la UCR salió a copar la parada, a hacerse cargo de una situación sin medir tanto los riesgos, para mantener la cohesión del bloque que conduce; aunque no sea él personalmente quien sostenga los cuestionamientos.

Se sabe, por ejemplo, que uno de los referentes del PRO en la Cámara alta -Nicolás Mattiauda- no está completamente satisfecho con la relación entre las autoridades provinciales y el ministro Frigerio, que planteadas tan amigablemente como lo están, le restan peso a su principal referente político, el senador nacional Alfredo De Ángeli. Varias veces se ha dicho que la dirigencia del PRO entrerriano pretende conducir ese vínculo y tener una injerencia decisiva en lo que la Nación 'baja' a la Provincia, pero hasta el momento la situación se planteó diferente.


Endeudamiento

Si uno deja de lado el mensaje que Kisser le envía a Bordet con eso de "se acabó la escribanía" y a sus correligionarios diputados, tildando de irresponsable su actitud; puede encontrar en las expresiones del senador divergencias de fondo respecto de la apreciación del proyecto en cuanto al endeudamiento.

De la iniciativa surge que, al aprobar el acuerdo con la Nación por la devolución del 15% de coparticipación, también se autoriza a tomar de la Nación un préstamo equivalente a seis puntos de esos 15, algo así como 1.400 millones de pesos, en condiciones muy convenientes para Entre Ríos. También se autoriza realizar operaciones de crédito público por 103 millones de dólares, de los cuales el 16% se prestará a los municipios en iguales condiciones.

Además la ley refiere, al eximir de impuestos provinciales, a los endeudamientos autorizados por dos leyes. La Ley N° 10.090, que autorizó al gobierno provincial a concretar operaciones de crédito público por 1.500 millones de pesos, que iban mayoritariamente destinados a obras públicas. Esa ley fue modificada en 2015, ampliando el monto autorizado. También refiere al endeudamiento autorizado por la ley de presupuesto para este año (N° 10.403).

Comentarios