Pais
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Dirigentes de la CGT y de los movimientos sociales le pidieron al Gobierno que "no vete" la ley de Emergencia Social

La concentración se llevó a cabo este viernes en la Plaza de los Dos Congresos en favor de una normativa que declare la Emergencia Social.

Integrantes de la conducción de la CGT y dirigentes de los movimientos sociales coincidieron en reclamarle al Gobierno que "no vete" la Ley de Emergencia Social que cuenta con media sanción del Senado, y advirtieron que si el Ejecutivo "no escucha a los trabajadores habrá protestas en todo el país".
Este fue el tono que tuvieron los discursos pronunciados durante la concentración que se llevó a cabo este viernes en la Plaza de los Dos Congresos en favor de una normativa que declare la Emergencia Social, convocada por la CGT y los trabajadores de "la economía popular".
El titular del sindicato de Bragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, aseguró que la CGT y las organizaciones sociales están "forjando la herramienta común" para enfrentar a un sistema que "niega la existencia" de los trabajadores.
Schmid exigió que se "blanquee la situación social", porque un "país de esta característica es inviable", dijo, y apuntó contra los empresarios que no están "cooperando, que no tienen sensibilidad y que siguen pensando que van a poder seguir viviendo en un country encerrados mientras la sociedad argentina se desabarranca ".
En su discurso, que cerró el acto, el dirigente sindical cargó contra los empresarios y la administración de Mauricio Macri, a quienes reclamó "terminar con los despidos", a la vez que alertó sobre el "deterioro económico que está golpeando las puertas de nuestros hogares".
"Esta unidad debe pasar de la táctica a la estrategia porque es la única manera que vamos a tener todos los trabajadores", pidió el sindicalista y miembro del triunvirato que conduce la CGT, que también lanzó fuertes criticas a la política económica del gobierno nacional por el "deterioro de los salarios, la avalancha de importaciones que atenta contra la producción nacional y la asfixia de la economías regionales".
En su discurso de cierre, Schmid reclamó "trabajo digno" y apuntó que "la falta de trabajo, el desempleo y la pobreza son la medida de todo sistema económico que ha fracasado".
"Estamos ante un hecho trascendente. Esta no es una movilización más, es la construcción de una herramienta común entre el sindicalismo y los movimientos sociales. Este es el camino de la unidad para mejorar las condiciones de los trabajadores", señaló el titular del gremio de Dragado y Balizamientos, integrante de la conducción de la central obrera.
Por su parte, Carlos Acuña, uno de los tres titulares de la CGT unificada, aseguró que se "terminaron los tiempos de espera", y reclamó al gobierno nacional que se "haga cargo" de la situación social para dar "respuestas concretas" a los trabajadores.
El titular de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, aseguró que todos los movimientos sindicales y sociales están en la calle "para exigir una respuesta a la grave emergencia social y laboral". En tanto que el coordinador del movimiento social Barrios de Pie, Daniel Menéndez, les pidió hoy a los diputados la sanción de la ley y consideró que un veto "sería como darle la espalda a los pobres".
Télam

Comentarios