La Provincia
Viernes 06 de Mayo de 2016

Dirigentes gremiales apoyaron el proyecto para declarar emergencia laboral en Paraná

Sindicalistas se reunieron con concejales de la oposición. La iniciativa promueve un freno a los despidos y suspensiones en la Municipalidad y medidas en el sector privado. Aseguran que la situación de los trabajadores es "alarmante".

En la mañana de este viernes, convocados por el bloque de concejales del Frente Justicialista Para la Victoria, trabajadores de distintos gremios se reunieron en el salón Mariano Moreno de la Municipalidad de Paraná para debatir un proyecto de ordenanza que declara la emergencia laboral para la ciudad. Los dirigentes manifestaron su apoyo a la iniciativa, que busca suspender los despidos en la comuna y una serie de medidas en el sector privado.
Trabajadores de ATE, APS, Obras Sanitarias, CTA y Uocra analizaron junto a los legisladores la situación de los trabajadores en Paraná. También estuvo el ex dirigente sindical Edgardo Massarotti, quien fue invitado como referente de consulta, según los propios organizadores.
El proyecto, autoría del concejal David Cáceres, cuenta con el aval de todos los integrantes del bloque opositor en el Concejo. Fue presentado en la sesión del 21 de abril y derivado para su tratamiento en Comisión.
Hubo coincidencia entre los presentes en que la situación de los trabajadores tanto en el ámbito privado como en el público es "alarmante" y se hace necesario constituir espacios para analizar la situación y tratar de colaborar en que la misma no se profundice.
Los integrantes de Uocra fueron quienes trazaron el escenario más alarmante debido a los numerosos despidos en el sector y la paralización de la obra pública y privada. En ese sentido se está trabajando el proyecto de declaración de emergencia laboral, conversando con los sectores implicados, informaron desde el sector de Cáceres.
Según se expresó durante la reunión, este es el primero de una serie de encuentros con el objetivo de escuchar a todos los actores de la sociedad que pueden aportar su punto de vista para enriquecer el texto de la norma que les fue presentada en esa ocasión. Ahora se trabaja en la elaboración de un diagnóstico lo más detallado posible a partir de las distintas voces que se vayan expresando para así plasmar un documento que acompañe el proyecto al momento de ser tratado en las comisiones correspondientes. 
Los presentes coincidieron en estimar que la situación para los trabajadores es "grave" o "muy grave" y hubo un compromiso expreso de discutir la iniciativa en los diferentes sindicatos. Además se planteó la necesidad de generar espacios para apoyar, organizar y coordinar los reclamos de la ciudadanía en general.
"Hubo un fuerte compromiso de los presentes de avalar y seguir el tratamiento del proyecto, pero también de avanzar en cuestiones no tan urgentes pero que atañen a los intereses y a la  defensa de los derechos de los trabajadores, en el marco de una mesa plural", informaron.
Estuvieron presentes los concejales peronistas Enrique Ríos, Cristina Sosa, Stefanía Cora, David Cáceres y Sebastián Bértoli. Por el lado de los trabajadores, participaron José Franco, de Obras Sanitarias; Oscar Muntes y Francisco Garcilazo, de ATE; Fabricio Retamal y Darío Fernández, de APS (Jerarquizados Municipales); Hugo Salazar, de Uocra; y Vladimir Androsiuk, de la CTA. También concurrieron los diputados provinciales Gustavo Osuna, Pedro Báez y Rosario Romero.
El proyecto
El proyecto de ordenanza que declara la emergencia laboral en Paraná tiene una introducción y 18 artículos más el de forma. Consiste en una batería de acciones dirigidas a conservar los puestos de trabajo en el ámbito público y privado, así como el nivel de salarios de los trabajadores.
En uno de los artículos más fuertes a los que hace el ámbito del Estado, se insta al Ejecutivo a abstenerse de realizar nuevos despidos o suspensiones, así como recortes de adicionales. En tanto que lo que respecta al ámbito privado las propuestas más fuertes hablan de suspensión del cobro de algunas tasas y hasta condonación de deuda en casos extremos para aquellos sectores que generan empleo, como son las Pymes, los pequeños y medianos almacenes y el comercio en general, según se especifica en el proyecto.
También se enumeran acciones de promoción del empleo y del consumo local. La emergencia laboral tendría una duración de un año.  

Comentarios