Mundo
Jueves 12 de Mayo de 2016

​Dilma Rousseff: “Está en juego la democracia”

"Lo que está en juego es la democracia, la Constitución y el respeto a ustedes", dijo la mandataria tras ser suspendida por 180 días.

Tras ser suspendida por 180 dias, Dilma Rousseff negó haber cometido irregularidades en su gestión, calificó de "fraudulento" el impeachment que la suspendió, acusó a la oposición de "conspirar" y "tomar por la fuerza lo que no pudo conquistar en las urnas", y llamó al pueblo a "mantenerse movilizados, unidos y en paz".
"Lo que está en juego es la democracia, la Constitución y el respeto a ustedes", dijo la mandataria.
Luego de que el Senado brasileño la suspendiera por 180 para someterla a un impeachment, la presidenta Dilma Rousseff negó haber cometido irregularidades ni haber recibido "coimas" durante su gestión, y puntualizó que "lo que está en juego" no es su mandato, sino "las conquistas de los últimos 13 años: la protección de niños y jóvenes que van a las universiadades y escuelas técnicas, la valorización del salario mínimo, los médicos atendiendo a la población, el sueño de la casa propia y la oportunidad de avanzar siempre más".
"Lo que está en juego no es un mandato de gobierno sino el respeto a ustedes, a los votantes soberanos, a la democracia y a la Constitución", puntualizó y se manifestó "lista para resistir por todos ustedes", para "terminar con mi mandato en diciembre de 2018".
Durante un discurso en el Palacio Planalto, rodeada de todo su gabinete de ministros, la mandataria sostuvo que "este es un momento decisivo para la democracia" de su país, producto de "la venzanza" del extitular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, a quien "se le negaron" beneficios por ser aliado político. "Traición e injusticia son las dos más terribles palabra que recaen en una persona. Y este es un momento en que las fuerzas de la injusticia y la traición están sueltas por ahí".
Reiteró que el impeachment votado en su contra es "un verdadero golpe" y acusó a la oposición de "conspirar" contra ella. "Desde que fui electa, parte la oposición estuvo disconforme. Llamó al recuento votos, a anular elecciones (en la que había ganado) y ahora pasaron al impeachment". Añadió que esos dirigentes y empresarios "impidieron durante estos meses la recuperación económica con el único objetivo de tomar por la fuerza lo que no pudieron conquistar en las urnas". "Crearon un ambiente propicio para el golpe."
 

Comentarios