Salud
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Difunden medidas de prevención para evitar picaduras de alacranes

Este año se notificaron 182 casos de envenenamiento en Entre Ríos. El gobierno asegura que existen dosis de antiveneno. ¿Qué hacer ante una picadura?

El Estado provincial, a través del Ministerio de Salud, recomendó intensificar las medidas de prevención en las viviendas para disminuir la aparición de alacranes y, de esta manera, las posibles picaduras que en niños pueden tener graves efectos en la salud. Desde enero y hasta la semana epidemiológica 37 se notificaron 182 casos al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS).
Los escorpiones o alacranes comienzan a aparecer cuando llegan los primeros calores de la temporada. En Argentina existen dos familias de estos arácnidos: Bothriuridae y Buthidae. La primera, no reviste toxicidad para el ser humano; en la segunda se presenta el único género de importancia médico sanitaria, el Tityus.
En Entre Ríos, el más habitual es el Tityus Trivittatus, el cual es más agresivo y venenoso. En este marco, desde la cartera sanitaria instan a la población a acrecentar las acciones preventivas en los hogares, teniendo en cuenta que desde marzo hasta la semana epidemiológica 37 se notificaron 182 casos, de los cuales 111 sucedieron en Paraná, 52 en La Paz, nueve en Federación, cinco en Diamante, dos en Federal, uno en Colón, uno en Gualeguaychú y uno en Tala.
Observando que, a esta misma altura del año pero en el 2015, se informaron 197 casos, por el momento no hay un gran aumento en comparación, pero es necesario implementar medidas de prevención para disminuir las cifras y evitar picaduras y, en grupos de riesgo, determinadas complicaciones.
En este sentido, la responsable del Centro de Información Asesoramiento y Asistencia Toxicológica de Entre Ríos (CIAAT-ER), de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, Analía Corujo, indicó: "La picadura de un alacrán es un cuadro potencialmente grave en niños y en personas en edades extremas de la vida, es un envenenamiento que aparece por la inoculación de toxinas que produce el alacrán. Por este motivo, incentivamos a la población a que realice acciones preventivas intradomiciliarias, peridomiciliarias y ambientales en general".
"En nuestra provincia, la más habitual es la especie más peligrosa. Los alacranes Tityus, tienen una característica llamada partenogénesis, que es la capacidad de la hembra de madurar los óvulos sin el macho, es un mecanismo de supervivencia. También se distinguen de la otra especie porque tienen tres bandas longitudinales en el dorso más oscuras, pinzas largas y delgadas, y dos aguijones en la última parte de la cola donde está la glándula venenosa", explicó la médica toxicóloga.

Grupos de riesgo
Los casos graves por picadura de alacrán pueden generar alteraciones cardíacas, sensoriales, convulsiones, o pueden llevar a depresión respiratoria, vómitos, entre otras. "Si el afectado es un niño, o una persona dentro de los grupos de riesgo, es decir ancianos, o personas con co-morbilidad: problemas cardíacos, renales, diabetes, enfermedades crónicas, deben asistir al hospital para evaluación. Especialmente los menores de 5 años tienen que ir a un nosocomio dentro de las dos horas luego de la picadura", afirmó Corujo.
En cuanto al cuadro clínico, la profesional agregó que genera un fuerte dolor, por lo que recomienda colocar hielo en la zona: "Es anestésico y hace vasoconstricción, enlenteciendo la difusión del veneno. Además, se puede tomar algún analgésico, como ibuprofeno o paracetamol, ya que el dolor se irradia a todo el miembro y puede producir alteraciones en la sensibilidad".
En la provincia existen dosis de antiveneno. En Paraná, en los dos centros antiponzoñosos que funcionan en los hospitales de referencia: el San Roque y el San Martín. De todos modos, la indicación de antiveneno está dada según la severidad del cuadro clínico. Según Corujo, más del 80% de las picaduras son leves y no requieren medicación, lo cual evalúan los médicos en el momento. La aplicación es endovenosa, con medicación previa para evitar reacciones adversas.
Medidas de prevención
Los escorpiones prefieren lugares secos y protegidos de la luz (debajo de piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos, pozos, etc). Se adaptan muy bien a zonas urbanas, donde se los encuentra en lugares húmedos (sótanos, túneles, depósitos, desagües y cámaras subterráneas). Son más activos durante la noche, se alimentan de artrópodos, especialmente grillos y cucarachas.
Existen prevenciones intradomiciliarias, peridomiciliarias, y ambientales en general. Dentro del hogar, todo lo que se refiera a protección personal: sacudir bien la ropa antes de colocársela, mantener la limpieza de muebles y espacios, y tener el hábito todas las mañanas, cuando uno se va a calzar, de sacudir el calzado.
"Encontrar el alacrán dentro de las zapatillas o zapatos es de los accidentes más comunes. No van a venir a atacarnos a nosotros, sino que lo toman como que les estamos invadiendo el territorio. Si uno les brinda refugio y agua, el alacrán va a entrar a la casa. Los insectos son el alimento que prefieren, pero si mantenemos libre de cucarachas, el arácnido no va a venir", puntualizó Corujo.
Además, desde la Dirección de Epidemiología de la cartera sanitaria aseguraron que es efectivo colocar filtros en las bachas de la cocina y del baño, en las bañeras, ya que los alacranes se acercan a las viviendas por los resumideros y cañerías. También, asegurar las ventanas con telas mosquiteras o de trama fina, y poner burletes en las puertas.
En el caso de que haya niños pequeños en la casa, se pueden colocar las patas de la cuna en recipientes de vidrio, de esta manera los escorpiones no podrán trepar porque se resbalan. Por último, alejar siempre las camas de las paredes y nunca dejar las cortinas por encima, ni la ropa de cama que toque el piso.
En tanto, con respecto a los plaguicidas, la profesional no recomendó el uso en primera instancia: "Hay que evitar la acumulación de escombros o papeles y mantener la limpieza siempre. Si hubiera que usar un insecticida, los recomendados son los piretroides, de baja toxicidad. No hay ninguno inocuo. Y, preferentemente, hay que utilizarlos con asesoramiento de un especialista".
Captura de alacranes
Frente a un encuentro con este tipo de arácnidos, lo recomendable es capturarlo poniendo por arriba un vaso, recipiente o frasco y pasando por debajo un papel, para luego darlo vuelta. "Una vez que se capture, hay que traerlo a la oficina de Epidemiología, ubicada en el edificio central del Ministerio de Salud, en 25 de mayo 139 de Paraná, de lunes a viernes de 8 a 13. De acá lo enviamos a Buenos Aires para hacer el antiveneno. Y, si les pasa que lo recogen un fin de semana, pueden hacerle agujeritos pequeños en la tapa y poner un algodón con agua, porque son muy sensibles a la desecación, se deshidratan fácil", dijo por último Corujo.

Comentarios