Política
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Dificultades financieras y dudas políticas sobre el final de 2016

Año duro. Lo del financiamiento externo es solo una posibilidad remota; y pagar el aguinaldo la mayor expectativa. Frigerio reparte obras a intendentes peronistas y surgen dudas para la campaña

Todas las expectativas que razonablemente o no se habían generado en torno a la emisión de un bono en dólares que la Provincia iba a colocar en el exterior para conseguir financiamiento se fueron desinflando y ahora, en el mejor de los casos, no tienen fecha cierta.

Por supuesto que es razonable no tomar deuda a cualquier interés, como explicó el ministro de Economía Hugo Ballay; pero sucede que si uno repasa lo publicado respecto de los planes financieros del gobierno entrerriano, esa era la estrategia principal. El gobierno del presidente Mauricio Macri demoró la autorización, presumiblemente por tratarse de una provincia de otro signo partidario; y la victoria electoral del señor Donaldo Trump en los Estados Unidos terminó de complicar el panorama. Y según dicen los entendidos, las medidas económicas del nuevo gobierno norteamericano apuntan a mantener esas complicaciones para acceder al financiamiento.

(El nombre Donaldo y su variante Donald son de origen celta. Significa audaz conductor de su pueblo).


***
El bono y el aguinaldo


Los principales gremios estatales reclaman una actualización salarial que para la administración de Gustavo Bordet hoy resulta de improbable concreción.

El reclamo salarial es justificado, nadie lo pondría en duda salvo que se trate de un defensor del ajuste vía disminución del salario, y que además asuma el costo de decirlo.

De a ratos, parece que el Gobierno nacional decidiera deliberadamente ponerle presión a los gobiernos provinciales a partir de anuncios como el del bono de entre 2.000 y 3.500 pesos que se dio a conocer esta semana. Se sabe que el peso relativo de la planta de empleados nacionales es menor al de la mayoría de las provincias, y sin un auxilio financiero, las mayoría jurisdicciones provinciales no encuentran forma de hacerle frente, aún a sabiendas de que el bono de fin de año es paliativo y no contribuye al mejoramiento de la calidad de los salarios en el tiempo.

El titular de ATE provincial, Oscar Muntes, lo definió con precisión el jueves, en un reportaje radial. "Estos anuncios generan muchos inconvenientes en la sociedad argentina y entre los trabajadores, creemos que puede ser hasta definida como irresponsable la actitud del gobierno nacional y la de los líderes de la CGT porque este anuncio sólo genera más diferencia y más brecha entre los trabajadores. Primero porque es una definición que cierra la puerta a una verdadera recomposición en paritarias, que es lo que nosotros siempre pretendemos, en ese sentido y más allá de que se transforma en una necesidad, el bono es una derrota para la clase trabajadora".

Muntes tiene razón. El anuncio, con la anuencia de la CGT, profundiza las diferencias. Como están las cosas, los estatales provinciales entrerrianos no tendrán bono de fin de año; y solamente en algunos municipios se podría pagar ese monto extra.

Obviamente los reclamos van a continuar, pero las chances de una respuesta favorable son escasas.

Por otro lado, el gobierno provincial sostiene que trabaja para cumplir con el pago del medio aguinaldo de fin de año. Así lo señaló esta semana el vicegobernador ante la consulta por el nuevo panorama, tras participar de un encuentro de mandatarios provinciales con el presidente Macri.

Adán Bahl indicó que la intención del gobierno nacional es bajar el déficit fiscal de 5 puntos del PBI a 4,2 puntos, lo que va a demandar " un tremendo sacrificio", advirtió en relación a medidas de ajuste.

El titular del Senado entrerriano indicó también que el gobierno nacional tomará va a necesitar endeudarse en no menos de 30.000 millones de dólares. "El contexto indica que ese endeudamiento será más caro para la Argentina, lo que claramente no será positivo para nuestro país ni para la provincia", apuntó.

Como las condiciones no son las esperadas hace algunos meses, el equipo económico está tomando otras disposiciones para garantizar el financiamiento y cubrir las erogaciones de aquí a fin de año. La verdad, no hay mucho en el horizonte cercano. Bahl habló de la "expectativa de que ingrese parte del reconocimiento del déficit de la Caja de Jubilaciones, que son aproximadamente 1.000 millones de pesos". (El presupuesto 2017 estima un déficit del sistema previsional provincial de 3.076 millones de pesos).


***
La recaudación en baja


El panorama de la recaudación tributaria y la correspondiente coparticipación también es negativo. Durante el año la evolución de las principales fuentes de ingresos de los gobiernos provinciales ha sido negativa por efecto de una combinación entre caída de actividad, que afecta la recaudación de provincias y los fondos coparticipados, y la inflación prevaleciente en el período, que merma el poder adquisitivo de lo recaudado.

Hasta agosto las provincias de Formosa, Entre Ríos y Jujuy habían sido las que mayor contracción de la recaudación real mostraban, de acuerdo al seguimiento que realiza el Instituto Argentino de Análisis Fiscal. Los ingresos reales por coparticipación que reciben las provincias han caído en casi todas las jurisdicciones, consecuencia de la contracción o bajo crecimiento observado en los principales impuestos coparticipables (Ganancias, Bienes Personales, IVA), con excepción de las que consiguieron por vía judicial la eliminación completa de la quita del 15% de la coparticipación destinada a financias al Anses. Dos de ellas integran la Región Centro junto a Entre Ríos.

En la provincia la evolución de la coparticipación era al octavo mes del año del -6,3%.

Los ingresos del Fondo Federal Solidario también registraron una caída por efecto de la merma de la retención a la exportación de soja y también a raíz de la inflación.

Aunque la información referida más arriba no está actualizada, los datos de los meses siguientes son tanto o más negativos en lo que a recaudación refiere que los datos de los meses sobre los que se basa ese promedio.

Por ejemplo, en octubre la recaudación tributaria nacional se ubicó en 167.196 millones de pesos, mostrando una tasa de crecimiento interanual del 24,4%. En relación a la evolución en los meses previos, se observa una marcada desaceleración, cayendo 5,6 puntos en relación a setiembre, mientras que el avance interanual se encuentra entre las menores tasas del año.

A octubre, entonces, la variación del acumulado anual era del -6,4%; y si se toman solamente los datos de octubre de este año y se los compara con octubre de 2015, la contracción en términos reales fue del 11,3%.

La recaudación provincial evoluciona de acuerdo a la misma lógica. En el período enero/setiembre 2016 aumentó 1.713 millones de pesos respecto al mismo período del año anterior, alcanzando 7.255 millones, lo que significa un crecimiento acumulado interanual del 31%, menor a la inflación de dicho período. Ingresos Brutos aumentó un 27,9% y Sellos el 24%. La mayor evolución, cercana a la inflación, se dio en los impuestos de padrón (Inmobiliario, Rural, Ingresos Brutos, etc.).


***
Municipios con ahorros


En un marco que claramente no es el ideal, la situación comparativa de los municipios es más aliviada. Claro que algunos tienen problemas financieros serios, pero se habla en promedio. Al origen de esta situación hay que buscarlo en la modificación del reparto de la coparticipación que se decidió en la reforma constitucional de 2008. Hoy por hoy, muchos municipios de la provincia tienen ahorro en plazo fijo. ¿Por qué no prestarle a la Provincia a las mismas tasas que se lo toma el banco?, se preguntaba esta semana un legislador. La pregunta circula por algunos despachos legislativos pero no parece tener demasiado asidero. La planilla del listado de plazos fijos que tienen los municipios está guardada bajo siete llaves, pero se saben que la suma de esos depósitos asombra a varios.


***
Obras nacionales y duda en el PJ


Ante este panorama, casi los únicos anuncios de inversiones provienen del Ministerio que encabeza el virtual candidato a gobernador de Cambiemos en 2019: Rogelio Frigerio.

El nacido en el barrio de Belgrano pero con domicilio legal en la provincia se convirtió en el Papá Noel de los intendentes y sería ingenuo no advertir que esa situación es un elemento útil para socavar la consistencia del peronismo entrerriano.

Para dar un ejemplo. Si todos los municipios que acceden al Plan Hábitat son de Cambiemos, seguramente los peronistas y vecinalistas se unirán en la adversidad. Pero pensar de esa forma sería subestimar la capacidad política del sobrino nieto de Rogelio Frigerio primero.

Concordia accedió a obras con financiamiento nacional de importancia. Su intendente, el joven Enrique Cresto, sostiene que la suerte estuvo de su lado ya que el hecho de que Mauricio Macri haya estado en esa ciudad cuando sucedieron las graves inundaciones de principios de año le generó un 'crédito a favor' con el gobierno nacional.

Los críticos de Cresto, en cambio, dicen que esa fortuna tiene que ver con que se ha convertido casi en un ariete frigerista en la Federación Argentina de Municipios; que viaja solo a la Casa Rosada y sin avisarle a Bordet; y agregan de paso que la relación con el gobernador ya no es la de antes, sino que se ha deteriorado.

Concepción del Uruguay también accedió ahora a obras del Plan Hábitat y la noticia fue (¿casualidad?) que según Frigerio, el intendente peronista José Lauritto le contó que en Uruguay hay una escuela recientemente construida que debe ser demolida porque está mal hecha, debido a que en la obra se robaron todo. No se sabe si fue en la gestión de Sergio Urribarri solamente, o compartido con la de Bordet. Frigerio lo contó en la radio y Lauritto tuvo que salir a "aclarar". Señaló que seguramente Frigerio se equivocó de ciudad, pero el ministro les dijo a sus allegados que no se equivocó, y decidió bajarle el perfil a la discusión para evitar un papelón.

Lo cierto es que el hecho no pasó inadvertido y los críticos del intendente Lauritto en Uruguay no disimularon su sospecha de un entendimiento político entre ambos.

Ayer se conoció también un anuncio de obras nacionales, Frigerio mediante, en Gualeguaychú, donde gobierna el intendente K Esteban Piaggio; y las dudas de acuerdos territoriales se trasladaron al sur de la provincia.

Puede ser que todas sean especulaciones sin fundamento, y el reparto de obras obedezca al espíritu federal y pluralista que caracteriza al macrismo, que determina que ahora bajen montos de obras importantes a las gobiernos peronistas. Puede ser. Pero la duda está instalada.

Hasta ahora se ha dicho que el peronismo debe ganar la elección legislativa del año que viene para que el gobierno de Bordet pueda tener una posición de fuerza frente al macrismo. Las dudas apuntan ahora a cuál va a ser el rol de los jefes territoriales, de los principales intendentes peronistas, en caso de haber llegado también a algún tipo de acuerdo con el ministro político de Macri.

Comentarios