La Provincia
Miércoles 14 de Enero de 2015

Diez familias fueron asistidas por la copiosa lluvia en Paraná

Tres barrios fueron los más afectados. Apuntalaron la habitación de una casa que tenía riesgo de derrumbe. En Colón hubo anegamientos y en Salto Grande se llegaría a la cota de expropiación

Desde las 5.30 una copiosa lluvia se abatió sobre la capital entrerriana, provocando numerosos inconvenientes en distintos barrios cercanos a los cauces de arroyos. Si bien la situación no revistió gravedad, personal de Protección Civil de la Municipalidad montó un operativo de asistencia, atendió los reclamos de vecinos de los barrios Hijos de María, en la zona del Puente Blanco y Arenales. En total se debieron asistir a 10 familias por anegamientos de viviendas de estructura precaria.  El panorama fue similar en la mayoría de los casos: las familias perdieron sus pertenencias producto del avance del agua. A su vez, en el barrio Los Arenales cuadrillas municipales debieron recurrir a bombas extractoras para drenar el agua acumulada por el desborde del arroyo Las Viejas. “Se asistió a las personas afectadas con colchones, agrotileno y víveres para que puedan pasar mejor la contingencia”, indicó a UNO un empleado de la repartición.


De acuerdo al registro de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, hasta el cierre de la edición cayeron 46 milímetros de agua en Paraná. Desde la Dirección de Protección se indicó que se mantendrá una guardia, monitoreando la situación de los arroyos y haciendo un seguimiento especial al radar meteorológico, teniendo en cuenta que persiste una alerta que comprende “el centro y norte de Entre Ríos por tormentas fuertes, acompañadas de ráfagas, fuerte actividad eléctrica, probable caída de granizo y abundante agua en cortos períodos de tiempo” emitido por el Servicio Meteorológico Nacional.  

 

 

Aranguren sigue complicada

 


Después de la violenta tormenta de la madrugada del domingo que provocó daños de magnitud en la localidad de Aranguren, la lluvia de ayer impidió continuar con los trabajos de reparación de los techos y la estructura de propiedades de vecinos del barrio 26 Viviendas. Según funcionarios municipales el paso del temporal afectó seriamente la estabilidad de los techos, y el ingreso de agua hizo que los moradores tuvieran importantes pérdidas de sus pertenencias. “Son tres las familias más perjudicadas por esta nueva lluvia. Tuvieron filtraciones de agua a través de los techos. Pero nos estamos ocupando de ellos, así como también de los demás vecinos”, aseguró en comunicación con UNO el viceintendente, Marcelo Weber.


Según se pudo conocer, varias de la familias que habitan el complejo habitacional hicieron notar su descontento, incluso su indignación se basa en que las condiciones climáticas no mejoran y están expuestos a cualquier tipo de vicisitud. “No podemos atender todos los reclamos en tan poco tiempo, calculamos que si el tiempo acompaña nos aseguraremos que se haga bien el trabajo. Entendemos el reclamo de los vecinos”, fundamentó Weber. El funcionario detalló que la Provincia envió una partida con ayuda que incluyó 30 chapas, dos packs de 100 unidades de ladrillos, dos bolsas de cemento, 20 colchones, 50 módulos de alimentos, además de nylon para proteger los techos y las pertenencias.

 

 

En Victoria, Colón y Concordia


Desde la tormenta del sábado el arroyo Manantiales, en Victoria, se encuentra fuera de cauce, lo que provocó la socavación de parte del basamento de la ruta provincial 11 en el ingreso a uno de los tres puentes sobre ese curso de agua. A la altura del kilómetro 90, se abrió un pozo de un 1,80 metros de profundidad y 2 metros de ancho, afectando prácticamente todo el carril.


 Por su parte, en Colón en tres horas se precipitaron alrededor de 100 milímetros de agua. El aguacero provocó diversos inconvenientes y anegamientos en distintos sectores de la ciudad. En tanto, la crecida del río Uruguay complicó el drenaje del agua caída. Alrededor de las 8 se desató un fuerte temporal, incluyó ráfagas de viento y fuertes descargas eléctricas. El aguacero provocó diversos inconvenientes y anegamientos en distintos sectores de la ciudad, afectando distintas cuencas, como Salta, bulevar Gaillard, Monteagudo. Al efecto meteorológico sucedido en la mañana de ayer, se sumó que muchas de las cuencas desembocan en el río Uruguay y la creciente del mismo, generó una obstrucción por lo que el agua desbordó principalmente en las zonas cercanas a la desembocadura, como por ejemplo en la zona de Gouchón y Belgrano, Chacabuco y Peyret.


En tanto, en Concordia se registraron 22 milímetros de lluvia, que no trajeron demasiadas consecuencias.

 

 

El panorama en Salto Grande

 


Debido a los niveles de precipitaciones registradas en este último período, sumado a los pronósticos emitidos en las zonas aledañas al embalse de Salto Grande, la Delegación Argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó que el nivel potencial del lago llegaría a superar la cota de expropiación. Por esta razón, se solicita a los ribereños tomar los recaudos pertinentes a efectos de evitar consecuencias, publica Diario Río Uruguay.


Ayer el caudal evacuado fue de 17.900 metros cúbicos por segundo, por lo que se estima que la altura del río Uruguay en los puertos aguas abajo de la Represa de Salto Grande continuarían estables en su valor máximo informado. Atento a este informe se recuerda que el manual de procedimiento técnico se encuentra a disposición en las oficinas del Complejo Hidroeléctrico del embalse. Cabe destacar que las aguas del río frente al puerto de Concordia se ubicaban en los 11,98 metros, según informó Prefectura al cierre de la edición.

 


 

Apuntalaron una habitación a punto de colapsar


En un operativo que se puso en marcha en la madrugada del domingo y que tuvo continuidad durante la semana, personal de la Dirección de Protección Civil de la Municipalidad de Paraná trabajó para apuntalar la habitación de una vivienda ubicada en calle El Crespín con un serio deterioro producto de las persistentes lluvias. En la propiedad se registró un principio de derrumbe, pero por la rápida intervención de personal capacitado se pudo evitar una tragedia. “Se trata de una pieza de 4x4 metros donde se encontraban personas con riesgo para su integridad física. Uno de sus moradores sufrió golpes y escoriaciones, por lo que fue trasladado al hospital San Martín”, dijo Lucas García a UNO, perteneciente a Bomberos Voluntarios y que también integra el equipo de Defensa Civil. “El espacio fue contenido y apuntalado en su estructura para preservar a las siete personas que allí viven. Había mucha agua acumulada en el techo y un importante deterioro en buena parte de la propiedad”, confió el rescatista.

 

 

 

 

Comentarios