Música
Viernes 03 de Febrero de 2017

Diez años tocando con Sentimiento Cuartetero

Música. Ayer, la banda oriunda de Paraná celebró una década de existencia llevando el cuarteto, el fox trot, la ranchera y otros ritmos bailables a fiestas familiares de distintas localidades. Cuentan ocho discos en su haber

La banda paranaense Sentimiento Cuartetero cumplió ayer 10 años y lo celebró ofreciendo una entrevista a Escenario. "La prensa escrita no nos tiene en cuenta, excepto Diario UNO, que es la segunda vez que nos recibe, así que estamos felices y agradecidos", expresó Aníbal Cacho Maidana.
Mariano Maidana (acordeón, guitarra, teclados y voz); Gabriel Maidana (acordeón, teclado, saxo y voz) y Marcelo Martínez (percusión) completan la agrupación, donde Cacho ejecuta la pandereta, el güiro y hace animación.
"Somos distintos a los demás, siempre que tocamos en vivo vemos cómo se alegran los corazones de la gente y hemos crecido con la familia, porque nunca hemos tocado en un solo boliche, siempre en fiestas populares, cumpleaños y bailes familiares", dice Cacho.
El grupo –que cuenta con ocho discos editados, y muchas canciones propias– interpreta cuarteto, cumbia, foxtrot, rancheras, chamamé, polkas y hasta algún que otro lento para bailar bien pegados.
"Nos llaman mucho más en los municipios de Paraná Campaña. En la capital no, siempre vemos a los conjuntos que vienen de afuera y nosotros los vemos desde el público. De todas maneras, estamos felices, porque seguimos creciendo, aprendiendo, y son chicos jóvenes pero profesionales", destacó Cacho.
A lo largo de estos 10 años, han tocado en la Fiesta de la Cerveza de San Carlos Sud (Santa Fe), la Fiesta de la Cerveza de Crespo, la Fiesta del Agricultor de San Benito, el aniversario por los 139 Años de Hernandarias, la Expo-Feria de Seguí, bailes populares en Cerrito, entre otros festivales destacados.
Mariano y Gabriel son hijos de Cacho, y son miembros originales de la banda: cuando arrancaron, Mariano tenía 8 años y Gabriel, 14. Hace cinco años se sumó Marcelo, quien manifestó su agradecimiento a los Maidana por recibirlo como un miembro más de la familia.
En los hermanos Maidana, el sentimiento cuartetero se gestó desde su más tierna infancia: Cacho era chofer del emblemático grupo Los Príncipes del Compás que, además, realizaba ensayos en su casa. "La conducta de respeto hacia el público que tuvieron Los Príncipes del Compás durante 50 años fue algo que a mí me quedó muy presente. Es importante ser responsable, ensayar y ofrecer un show impecable, los problemas personales tienen que quedar afuera del escenario, hay que darle alegría a la gente que pagó una entrada para divertirse", señaló Cacho.
En tanto, Gabriel relató: "Nosotros éramos chicos y nos sentábamos a ver y escuchar cómo tocaban. Y así la música nos empezó a llamar la atención. Entonces yo decidí empezar a estudiar acordeón, y Mariano se paraba a mi lado cuando yo practicaba, él tenía 6 años y así aprendió a tocar el acordeón mejor que yo. Al tiempo él también empezó a estudiar música, y así comenzamos a tocar. Por ahí escucho grabaciones de aquellas épocas, y es increíble cómo hemos avanzado a nivel musical. El sacrificio se nota", y añadió que su mayor satisfacción es ver que la gente se sume al baile al ritmo de su música. "Gracias a Dios, todos los lugares donde hemos tocado, tanto en Entre Ríos, como en Santa Fe y Buenos Aires, la gente nos da mucho cariño".
"Nosotros no hacemos como esos grupos que tocan 30 minutos y se van; si la gente nos lo pide, tocamos lo que ellos quieran, porque a ellos nos debemos", finalizó Aníbal.

Comentarios