Policiales
Viernes 11 de Diciembre de 2015

Dieron a conocer la sentencia a dos jóvenes por el crimen del contador Lizarraga

Jonathan Roda fue sentenciado a 15 años de prisión y Julio Hernández recibió 8 años, por el asesinato ocurrido el 22 de agosto de 2014, en Bajada Grande 

La Sala I de la Cámara del Crimen de Paraná dio a conocer hoy la sentencia a 15 años de prisión para Jonathan Eduardo Roda, y a 8 años de prisión para Julio Luciano Hernández, por el crimen del contador Ricardo Lizarraga, ocurrido el 22 de agosto de 2014, en la zona de Bajada Grande.
El Tribunal también declaró autores materiales y responsables a otros dos jóvenes que al momento del hecho eran menores de edad, y envió testimonios al Juzgado Penal de Niños, Niñas y Adolescentes para que proceda a la integración de la sentencia.
El Tribunal integrado por los doctores José María Chemez, Miguel Ángel Giorgio y Elbio Garzón, dio a conocer hoy la sentencia en la causa en la que se juzgó a Jhonatan Eduado Roda, de 20 años, Julio Hernández, de 19, y dos jóvenes que al momento del hecho tenían 17 y 16 años, acusados del homicidio de Ricardo Lizarraga, ocurrido tras el asalto sufrido por su hijo, Hernán Lizarraga, en la zona de Bajada Grande de Paraná, en agosto del año pasado.
Finalizada la investigación, y cuando se había fijado fecha para la audiencia del debate oral y público, las partes presentaron un acuerdo rubricado por la fiscal, doctora María Carolina Castagno, el abogado de la familia de la víctima, doctor Javier Martínez, el imputado Roda y su abogado, doctor Javier Aiani, el imputado Hernández y su abogado, doctor Juan Pablo Temón, el joven que al momento del hecho tenía 17 años y su defensor, Martín Navarro y el restante menor de edad, asistido por los defensores Jorge Sueldo y Jorge Balbuena.


Los hechos
Quedó establecido que los cuatro enjuiciados, junto a otros dos niños menores de 16 años, asaltaron a Hernán Lizarraga para robarle la moto cuando llegaba a su casa de avenida Estrada.
La víctima ingresó a su casa para pedir ayuda, y que su padre, el contador Lizarraga, salió con su vehículo Peugeot 505 en busca de la moto y los asaltantes, hasta que los encontró en Estrada al 1.100; que en ese momento, recibió un disparo efectuado con una pistola calibre 9 milímetros que le ingresó por el cuello y le causó la muerte en pocos segundos.
En virtud del cúmulo de pruebas de cargo que incriminaban a los autores, entre otras, el reconocimiento de Roda por parte de Hernán Lizarraga, como el joven que le apuntó con un arma de fuego, las partes acordaron una condena de 15 años de prisión para ese imputado, por el delito de robo agravado por homicidio.
La pena incluye una anterior, de 4 años de prisión, recibida por Roda cuando aún era menor de edad. En tanto, al no haberse probado que los otros tres imputados hayan querido cooperar en el homicidio cometido por Roda, pero sí en el asalto, decidieron encuadrar sus hechos en el tipo penal del robo agravado por el uso de arma de fuego. En esa lógica, acordaron una pena de 8 años de prisión para Hernández, y que se declare a quienes eran menores, como autores materiales y responsables de ese delito, para que el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes integre la sentencia.
También se dispuso mantener la prisión preventiva decretada a Roda y Hernández, hasta tanto la sentencia quede firme. 

Comentarios