La Provincia
Martes 06 de Octubre de 2015

Diamante interesado en el puente biprovincial

La intendenta Gieco reclamó que se convoque a las fuerzas de la ciudad y del Departamento en la discusión de la traza del nuevo enlace

“Santa Fe pelea mucho por una traza para poner en valor su puerto que no tiene vida. Nosotros, los entrerrianos, tenemos que darle mucho valor al Puerto de Diamante, que es el último puerto de ultramar”, sostuvo la intendenta de la Ciudad blanca, Claudia Gieco, ante la consulta de UNO acerca del debate a partir de las tres trazas más viables planteadas por la consultora que tuvo a cargo el proyecto ejecutivo solicitado por Vialidad Nacional.

La polémica inicial entre funcionarios de ambas costas del río Paraná quedó relegada a partir de la ampliación de la discusión a otros estamentos sociales y empresariales de la región. Aunque mientras en Santa Fe el tema sigue en la agenda pública –fundamentalmente por su amplio rechazo a las tres trazas seleccionadas o consideradas más viables técnicamente–, en Entre Ríos el tema tiene menor impacto público.

La discusión sobre el nuevo enlace físico biprovincial insertó a otras comunidades lindantes a la área metropolitana Paraná y Santa Fe. Por caso, la traza más sur estaría emplazada entre Puerto Alvear y Coronda, lo que restituye la aspiración de unión de las comunidades de Diamante y Coronda, gestionada con mayor intensidad en las últimas dos décadas. 

Ante la consulta de UNO, Gieco contó que durante su gestión mantuvo varias reuniones con su par de Coronda, Cristian Bortolotto, y sus secretarios, “siempre expresando la voluntad de generar la conexión entre esas ciudades. Es un planteo que viene de muchos años, y lo vemos viable y bueno para los caminos de la producción y del turismo. En este caso, el puente Paraná-Santa Fe salió de una decisión política de ambas provincias, y anunciado por la Presidenta. Estamos a la expectativa”.

“Me gustaría mucho que autoridades y representantes de la comunidad y del Departamento seamos incorporados en la discusión”, remarcó la intendenta. “A nosotros no nos han llamado, ni a otros departamentos como La Paz”, insistió, y aseveró que si bien el puente es Paraná-Santa Fe, excede las áreas metropolitanas de esas cabeceras: “Una conexión de estas características no va a poder ser solo para las dos grandes ciudades, sino que es la unión de dos importantes provincias productivas”.  

Además, valoró las ventajas de la traza sur de las seleccionadas, por la conveniencia productiva para las regiones sur de ambas provincias, que son las más productivas.

“Entre Ríos está interesada en reflotar sus puertos; el próximo gobernador y presidente (dijo en alusión a los candidatos a esos cargos por el FPV) hablan mucho de transporte y navegación fluvial, y el Puerto de Diamante entraría en esa consideración”, y acto seguido mencionó que con la actividad que se generaría por abaratamiento del transporte para la producción cerealera, “el puerto funcionaría y valdría la pena dragarlo e incluso reubicarlo, si se requiere. A 500 metros de su actual ubicación hay un puerto natural (llamado Puerto Viejo) con un calado de 35 pies que no tendrá nunca Santa Fe”.

Un proyecto ferrovial  que lleva casi 20 años

El proyecto de enlace ferrovial no es nuevo, sino que nació en 1997 con el fin de poder lograr un viejo anhelo que tuvieron siempre las dos costas. La iniciativa es conocida como el Proyecto Urquiza o Hermandad de dos Orillas y se estima que es el trayecto más angosto entre toda la costa entrerriana y santafesina ya que la distancia solo llega a 23 kilómetros.

Según testimonió UNO de Santa Fe, la iniciativa cuenta con una comisión de seguimiento que desde hace 15 años viene manteniendo contacto con varios funcionarios del gobierno nacional y provincial de Santa Fe para mostrar las ventajas del proyecto que lleva la firma del ingeniero santafesino Daniel Weber. 

Además, fue presentado en varios encuentros de la Región Centro –que conforman Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos– y también en una cumbre del Mercosur, celebrada en la ciudad de Montevideo. 

El enlace podría abaratar el costo de la circulación de bienes y además lograría unir el ferrocarril Belgrano Cargas con el puerto de la ciudad de Diamante donde a esa altura el río Paraná es autodragable y con poca inversión se puede mantener en 32 pies de profundidad.

Además, la obra tendría un bajo impacto ambiental porque al estar hecho con pilotes no habría obstrucción a la libre circulación del río y su cauce natural. También lograría desconcentrar el tránsito pesado en el túnel subfluvial y potenciaría el turismo entre las dos orillas, factor que se viene explotando en los últimos años, tanto en Coronda como en Diamante.

Por otra parte, se buscan promover alternativas territoriales que eviten las migraciones internas, las cuales impactan de manera negativa en las grandes ciudades y logran despoblar a las zonas rurales, tanto de Santa Fe como de Entre Ríos. 

La idea del puente también es potenciar la circulación desde el Océano Atlántico hasta el Pacífico. También motorizar el comercio exterior con la hidrovía del Paraná y con la autopista Rosario-Santa Fe, las cuales son el mayor corredor donde transitan diariamente toneladas de producción listas para ser exportadas. Y no solo en el plano internacional traería beneficios, sino que a nivel nacional se beneficiaría el flujo de intercambio entre la Mesopotamia, Gran Rosario, Córdoba, Cuyo y el Noroeste Argentino.

Desde que comenzó la idea de llevar adelante el proyecto en las dos localidades, se pudo lograr que la Legislatura entrerriana brinde su aval a la iniciativa de ese enlace.

Anteriormente, en 2003, se conformaron –mediante ordenanza– dos comisiones de seguimiento tanto en Coronda como en Diamante. Posteriormente, se entrelazaron los vínculos y se logró una comisión bicameral entre las dos ciudades.

Seguidamente, se realizaron reuniones con distintos funcionarios del ámbito nacional, entre ellos, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien le aseguró a los miembros de la comisión de Coronda que el puente se realizaría con capitales nacionales. La posición del ministro fue a raíz de que en un encuentro donde se expuso el proyecto del puente –en Uruguay– había sectores empresarios de Brasil y China interesados en la construcción del enlace ferrovial. 

Años después el proyecto quedó sin efecto luego de que el puente Goya-Reconquista tomó el interés del gobierno provincial santafesino. No obstante, con el anuncio de la Presidenta en 2013, que confirmó la construcción del puente de la ciudad de Santa Fe y la de Paraná , el proyecto de Diamante y Coronda quedó sin esperanzas.

Sin embargo, con las trazas confirmadas por la consultora contratada por Vialidad Nacional, el proyecto podría volver a estar en agenda, o al menos tenido en cuenta. 

Datos

* El proyecto ferrovial comenzó a gestarse en 1997.
* Permitiría unir el ferrocarril Belgrano Cargas con el Puerto de Diamante.
* Es de bajo impacto ambiental.

Comentarios