La Provincia
Lunes 28 de Marzo de 2016

Día crucial para el futuro de la causa contra el cura Justo José Ilarraz

Abusos en el seminario de Paraná. Desde las 8 en Tribunales se realiza la audiencia que definirá si se mantiene o no el procesamiento contra el cura. La querella entiende que las pericias a las víctimas configuran un elemento clave

Desde las 8, en la planta baja del edificio de Tribunales y en un salón dispuesto para la ocasión, se realizará finalmente la audiencia de apelación al procesamiento del cura Justo José Ilarraz, una medida que había dispuesto la jueza de Transición N°2 Paola Firpo el 10 de julio de 2015 en el marco de la causa caratulada Justo Ilarraz, Promoción a la corrupción agravada. Este trámite que había sido fijado para el 22 de marzo, debió ser postergado tras el pedido de la Corte Suprema de Justicia para que se remita el expediente principal de la causa.  

El máximo tribunal del país tramita el recurso extraordinario impulsado desde la defensa, un planteo que había sido concedido en su momento por la Sala N°1 de Procedimientos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos. Sin el expediente y con el proceso demorado, la querella y el Procurador General, Jorge García,  hicieron gestiones en Buenos Aires para que esa documentación sea devuelta. Como las tratativas dieron buen resultado y el expediente regresó a la provincia, el tribunal de Apelaciones constituido por Pablo Vírgala, Daniel Malatesta y Gustavo Maldonado, reprogramaron la fecha para debatir sobre el procesamiento de Ilarraz que finalmente tendrá lugar hoy a primera hora.

Sobre lo que puede llegar a suceder puertas adentro, la querellante Rosario Romero habló con UNO. “Vamos a defender las conclusiones de la jueza”, remarcó. Si bien fue escueta en sus declaraciones vaticinó: “El trabajo principal será el de la defensa con su apelación”.

Otro de los querellantes, Milton Urrutia, remarcó que en esta causa el resultado de las pericias a las siete víctimas arrojaron sintomatología de haber sufrido abuso sexual. “Las pericias son claves para procesar a sobreseer”, razonó el abogado. Respecto al devenir del proceso arriesgó: “Es casi improbable que se revoque el fallo de la jueza Firpo, lo contrario implicaría una modificación a la jurisprudencia imperante en la materia y que incidiría en futuras resoluciones”.

La defensa respeta su estrategia

Los representantes legales del cura Ilarraz nunca se han apartado de una estrategia madre y que tiene por cometido hacer prevalecer el argumento de que las denuncias por abusos sexuales contra el religioso ya prescribieron. Bajo esa premisa,  el abogado Juan Fornerón buscó suspender la audiencia prevista para hoy, aunque no se le hizo lugar.

Más cerca del juicio oral y público

Ilarraz, la figura central de esta trama judicial, estará en la lejana Tucumán atento a lo que suceda.   En Paraná, los jueces Vírgala (presidente del Tribunal), Malatesta y Maldonado escucharán los alegatos de la querella -representada por Rosario Romero y Milton Urrutia-, el fiscal Francisco RamírezMontrull, el Procurador general de la provincia, Jorge Amílcar García y la defensa, a cargo de Juan Fornerón. Después del trámite de rigor, los magistrados tendrán cinco días para tomar una decisión, aunque si es necesario prorrogarán su dictamen otros cinco días. 

El fallo de Firpo

En el procesamiento dictado por la jueza Paola Firpo se arribó a la conclusión de probabilidad de la materialidad de los hechos y de la autoría de los crímenes de abusos endilgados a Justo José Ilarraz, según se desprende de una parte del expediente. En la resolución la jueza además argumentó que se trata de graves violaciones a los derechos humanos, atendiendo a la doctrina y jurisprudencia propia de la materia. Bajo estos lineamientos, la querella le dará forma a su presentación, en la que insistirá con su planteo para que se ratifique el procesamiento.
 

Comentarios