A Fondo
Lunes 09 de Mayo de 2016

Devolver la dignidad

José Luis Ballesteros/ De la Redacción de UNO
jballesteros@uno.com.ar


Tras la crecida del río Uruguay, comienza a llegar un tanto de tranquilidad para familias concordienses, que vieron cómo el agua se lo llevó todo o les dejó sus viviendas inhabitables para volver a rehacer sus vidas.
En los últimos días llegaron a Concordia las primeras casas que han sido donadas por Nación, tras ser adquiridas a la empresa Toyota y que fueron destinadas para la localidad entrerriana. Son varias las familias que aún no pudieron regresas a sus casas, por lo que deben permanecer en centros de refugiados. Con eso se pretende resolver los problemas habitacionales para estas personas que residen por debajo de la denominada cota 12 que tiene Concordia.
Claro que el día a día lleva a la sociedad a prestar atención a otras realidades, pero lo cierto es que estas personas no la pasan nada bien. Al menos así lo han hecho saber ante los medios de comunicación, solicitando una pronta respuesta, ya que han pasado cinco meses de la primera gran inundación que tuvo Concordia a fines del año pasado. Se informó que serán 100 las viviendas que arribarán a la ciudad y con ello les devolverán la dignidad a muchas familias que desean empezar de cero y rearmar sus vidas. Además, en el mismo predio ubicado en la zona oeste de la ciudad se construirán otras 150 viviendas del IAPV. Previamente, desde el municipio encararon los trabajos de preparación de los terrenos, situados en la intersección del bulevar Yuquerí y Solari, donde serán emplazadas las viviendas prefabricadas. De esta manera se busca reubicar a estas familias, que residían en las zonas más bajas en la última creciente.
Desde el área de Viviendas del municipio han hecho hincapié en que el operativo de relocalización se efectuará de manera progresiva y ordenada. Con estas medidas se tiene como finalidad terminar con los asentamientos irregulares, relocalizarlos de modo que cuando venga otra inundación solamente afecte lugares vacíos de vecinos. Estas viviendas prefabricadas de módulos de 6,50 por 6,50 metros que poseen un dormitorio, living-comedor y cocina estarán habitables prontamente, mientras que funcionarios indicaron que más adelante se evaluará la ampliación de la casa. Con esto se pretende dar un punto de quiebre ante una problemática que ha sido constante para los concordienses en los últimos dos años, ya que en varias ocasiones la naturaleza nos demuestra que no estamos contribuyendo a una mejor calidad de vida.

Comentarios