Pais
Martes 06 de Septiembre de 2016

Detienen a un hombre sospechado de asesinar a su suegra

Una mujer de 64 años fue encontrada muerta y con su cuerpo parcialmente quemado. El sospechoso es su yerno.

Una mujer de 64 años fue encontrada asesinada y su cuerpo parcialmente quemado en una casa de la ciudad de Córdoba, y por el crimen detuvieron a su yerno, informaron fuentes policiales. El hecho se registró la noche del lunes en una vivienda ubicada en la calle Arquímedes al 2800 del barrio Los Paraísos de la capital provincial, donde vivía la víctima, identificada como Gladis Gutiérrez.
El comisario inspector Fernando Jones, jefe del departamento Homicidios de la Policía de Córdoba, informó a la agencia Télam que en ese inmueble también residen la hija de la mujer, llamada María Gutiérrez (37), madre de cuatro hijos, uno de los cuales lo tuvo con el sospechoso y su actual pareja, Federico Boris (28).
El hombre relató que los efectivos de la Policía Judicial observaron que "el cuerpo presentaba quemaduras desde la cintura hasta arriba", por lo que se convocó a bomberos para ver si había algún combustible y determinar si fue un accidente.
"Cuando comienzan las pericias da que el cuerpo tenía unas lesiones cortopunzantes. Todavía no tenemos las causas eficientes de la muerte, ya que podría haber sido por la quemaduras o por los cortes a la altura del pecho y la cadera", dijo el comisario.
Respecto a la imputación de Boris, quien fue el primero en ver a su suegra muerta al llegar a la casa junto a su pareja e hija de la víctima, Jones contó que en el transcurso de esta mañana vieron "varios indicios como sangre en la ropa, unas escoriaciones en los brazos y otros elementos más que se han secuestrado", que hacen prever que sería el autor. El hecho era investigado por una fiscalía ordinaria de tercer turno, pero al estar el yerno involucrado, el caso pasó a la Fiscalía de Violencia Familiar, que es la que ordenó la detención e imputó al hombre.
"Él es el que encuentra el cuerpo y desde un primer momento quiso desconocer cómo había sido el hecho. No había violencia en la vivienda, no había signos de robo tampoco, y luego de todo tiempo de entrevistas y con varias contradicciones se ordenó la inmediata detención", agregó el comisario.
La causa fue caratulada en un primer momento como "homicidio", aunque el jefe policial manifestó que si el peritaje de bomberos demuestra que el combustible fue arrojado en forma intencional podría considerarse la "alevosía" y que "habría que ver el grado de parentesco para determinar si le compete alguna otra calificación".
Por último, Jones dijo que la hija de la víctima fue interrogada sobre cómo fueron las últimas horas en el domicilio con su pareja y "todo indicaría que habría habido una discusión previa".

Comentarios