La Provincia
Domingo 27 de Diciembre de 2015

Destacados 2015: Un reconocimiento al trabajo

Diario UNO de Entre Ríos destacó a personalidades entrerrianas que fueron noticia durante el año que está llegando a su fin. Todos son grandes en su rubro. Historias mínimas que se volvieron máximas por la estatura del esfuerzo cotidiano

Había una vez, tres palabras mágicas con las que empieza un cuento. Infinitas historias acompañan a la humanidad desde el comienzo de los tiempos. Todas estas merecen ser contadas y la escritura intenta dar voz a esos protagonistas que son tesoros ocultos y que hay que hacerlos brillar. 
Un espacio en donde se percibieron numerosos tesoros fue el miércoles 17 de diciembre en el octavo piso del hotel Howard Johnson Mayorazgo de Paraná. Este lugar estaba repleto de gente que acudió a los Destacados de Diario UNO de Entre Ríos. En el ambiente circulaba emoción y alegría debido a la circunstancia de la actividad, una reunión con las personalidades entrerrianas que fueron noticia del matutino durante el año que llega a su fin. 
El calor de diciembre no opacó la presencia de cada uno de los destacados, quienes con su esfuerzo, trabajo y voluntad lograron resaltar en la vida social entrerriana. Deportistas, artistas, músicos, políticos, empresarios y demás caminaron impacientes por la planta alta del hotel esperando la foto grupal publicada en la presente edición. 
La mayoría de los invitados llegó puntual. Uno de los primeros fue Darío Billoud, el chofer santafesino de la empresa Ersa-Fluviales que se hizo conocido en la región por su “buena onda”. Con una sonrisa de oreja a oreja y tomado de la mano de su esposa Carina, el conductor de colectivos expresó a UNO: “Esto es increíble, no puedo creer que me hayan citado a este evento. Pensar que todo empezó cuando una tarde les obsequié a los pasajeros un poco de queso con salame para celebrar mi cumpleaños”. 
Fue precisamente esta actitud de Darío la que generó un revuelo en las redes sociales tras una nota publicada en la página digital de UNO, es que en pocos minutos, en miles de perfiles de Facebook y Twitter se podían leer comentarios sobre el chofer y su “buena onda y predisposición para trabajar”.
Lucila Tosolino/De la Redacción de UNO
Darío tiene 47 años y nació y se crió en Santa Fe, él asegura que “siempre se sintió a gusto” con su trabajo de colectivero, el cual realiza desde hace 12 años. “Estoy contento de cumplir el rol que tengo y lo hago con mucho gusto, numerosas veces no puedo creer cuando la gente me cuenta que los dejaron varados porque no llegaban a cubrir todo el boleto o que les contestaron mal cuando les hicieron una consulta, por eso trato de hacer mi trabajo bien y con buena onda, lo disfruto mucho y me nace del corazón ayudar a quienes más lo necesitan, me hace bien”.
Respecto de algunos comentarios que surgieron en las redes sociales en donde afirmaron que “Darío hasta lleva a los estudiantes en su auto particular cuando termina su turno para que ahorren el pasaje”, el chofer indicó: “Es un placer hacerlo y que los jóvenes lo reconozcan es genial, lo agradezco infinitamente porque tengo una hija de 21 años y sé lo que es la vida del estudiante”.
Vestida con una pollera y una blusa haciendo juego, y su violín en mano, Federica Aramburo, de 12 años, llegó al hotel acompañada de sus padres y tío. La niña de Gualeguaychú, que hace ocho años transmite su pasión por la música a través del instrumento de cuerdas, afirmó sonriente que no esperaba tal convocatoria. “Nunca me imaginé que UNO me fuera a invitar para participar de la foto de los Destacados, es un honor”.
Federica es una joven entusiasta y prometedora en el mundo de los sonidos. En marzo fue noticia en UNO porque fue la única entrerriana en postularse para participar del Festival Iguazú en Concierto. “Finalmente no quedé para participar del Festival, pero quedé muy cerca: en el quinto lugar a nivel mundial y primera en la lista de violinistas. Casi entro, pero no pudo ser, aunque eso no me desanimó, sino que ahora estoy con más pilas para participar el año que viene y para dedicarme de lleno al violín”, explicó Aramburo.
La joven artista, que viaja todos los sábados a Concepción del Uruguay para estudiar violín con Raúl Cerante y cursa la escuela Secundaria en el  Instituto Pío XII, acaba de ingresar a Conservatorio de música de su ciudad, en donde tendrá clases de audio perceptiva y del instrumento de cuerda. 
“Será un año muy intenso, en el que tendré que combinar la escuela con violín, pero estoy muy contenta porque me apasiona mucho, y que existan estos reconocimientos por parte de UNO es muy positivo porque ayudan e incentivan a que uno siga creciendo”, finalizó Federica.
Quien también llegó mucha alegría a la convocatoria fue Ricardo Lagraña, director técnico de la Asociación de Discapacitados Motores de Concordia (Adismoc) que funciona hace 18 años y pertenece a la Federación Argentina de deportes sobre silla de ruedas (Fadesir), que tiene como objetivo promover y desarrollar el deporte paralímpico en el país. 
Esta entidad, que surgió en la Capital del citrus en 1997, fue noticia de UNO porque en todo este tiempo no paró de crecer. Lagraña contó que son 13 los jugadores que integran el plantel que está transitando la segunda categoría de la liga argentina. “Cerramos un año muy bueno, muy positivo. De los 18 partidos que jugamos, solo perdimos dos. Aún seguimos en la segunda categoría de la liga nacional, pero estamos seguros de que el año que viene vamos a ascender a la primera categoría”, manifestó el DT de Adismoc.
Lagraña agregó que ahora el plantel se toma unas vacaciones hasta febrero, ya que en marzo arranca el torneo. “Vamos a retomar los entrenamientos en el Club Atlético Ferrocarril tres veces por semana. Va a ser un buen año y estamos muy contentos por este reconocimiento de UNO, ya que son caricias al alma que nos dan iniciativa para seguir creciendo”, señaló, y finalizó que hay un jugador del equipo de Adismoc que fue citado para integrar la selección nacional Sub 20.
La protagonista de una historia de superación que se hizo presente en la planta alta del  hotel Howard Johnson Mayorazgo fue Gabriela Castillo, de 37 años. Ella, con una vida que inspira y sirve como ejemplo para aquellos momentos en que se cae y es necesario volver a levantarse, fue noticia en UNO porque hace 15 años fue víctima de un grave accidente de tránsito, por el que tuvieron que amputarle la pierna derecha, debajo de la rodilla. Se sometió a duros y prolongados tratamientos en centros de rehabilitación de Paraná y Santa Fe y, a pesar de todas las adversidades, supo seguir adelante. 
Alegre y con un atuendo de colores vibrantes, Gaby, como la llaman sus afectos, contó que está cerrando un año genial: “Fue hermoso, combiné mi trabajo en el ejército, con el estudio en la Universidad Siglo XXI y logré cosas muy buenas en el deporte. Estoy chocha y el broche de oro es este reconocimiento de UNO, soy feliz por esto”. 
Castillo tuvo un año intenso en cuanto a lo deportivo, ya que se recibió del curso de buzo que hizo a principio de 2015 y corrió numerosos maratones. “El balance del año es sumamente positivo, ahora me preparo con todo para el año porque me llamaron del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo para participar de una concentración nacional en enero” explicó la valiente mujer.
De esta manera, Gabriela sigue sentando precedentes y el ejemplo, ya que más allá de su condición la mujer logró finalizar un año con éxito en el ámbito educativo, laboral y deportivo. “Estar en el Mayorazgo al lado de tanta gente conocida y ser destacada por UNO es muy lindo, estoy agradecida”, finalizó la deportista que es una de las primeras amputada entrerrianas que usa prótesis de carbono y es llamada por  el Cenard. 
Carlos Pipi Amarillo también dijo presente. El herrero de 43 años, oriundo de Nogoyá, fue noticia en UNO en setiembre por un gran gesto: fabricó una bici-silla de ruedas y la donó a la escuela integral Nº 8 Arca de Noé de su ciudad. 
Con alegría y emoción contenida el herrero, acompañado de su padre, manifestó su agradecimiento: “Estoy feliz, muchas gracias. Que uno sea reconocido por cosas que hace del corazón es hermoso. Lo que fabriqué y doné a la Escuela Integral lo hice con amor y ahora estoy planeando hacer otra donación”.
El herrero contó que luego de haber regalado la bici-silla en setiembre a dicha institución, puso manos a la obra en una grúa arnés artesanal para discapacitados y personas mayores para que puedan ingresar con facilidad a la pileta del Polideportivo Municipal de Nogoyá. “Igual que la bici-silla, lo hice en mis tiempos libres, en mi taller en el fondo de casa. Es para que quienes quieran ingresar a la pileta lo puedan hacer sin complicaciones”, detalló, y afirmó que le gusta trabajar y ayudar a los demás y que sus logros sean reconocidos “es una alegría inmensa”, dijo.
Cinco niñas y mujeres hermosas acudieron al encuentro. Muchos de los presentes las miraron y ellas alegres como un pequeño con juguete nuevo observaron asombradas las escena. “Wuau, esto es genial. Nunca habíamos venido a este hotel, es hermoso y este evento está recopado”, se apresuró a decir Carolina, una de las integrantes de la familia Wernli, que lleva adelante un tambo en un campo que está a unos 25 kilómetros del ingreso a Viale. 
Graciela Wernli, de 42 años, es la madre de Carolina de 25 años, Evelyn de 23, Romina de 12, Melina de 11, Delfina de 9 y Elías de 5. Junto a ellos, la mujer trabaja a diario en ese tambo y son una muestra de que con esfuerzo y unión se pueden lograr grandes cosas. Su historia de vida fue tapa en UNO en enero y la nota se volvió viral debido al ánimo y bríos con que viven el día a día.
Al respecto, Evelyn destacó la actividad propuesta por este matutino: “Es muy bueno que un diario de Entre Ríos destaque a las personas que trabajan y se esfuerzan a diario. Estamos muy contentas y agradecidas de estar acá, no pudo venir nuestra madre y hermano menor, pero vinimos nosotras orgullosas de representar a la familia”.
A lo que Romina añadió: “Es bueno que no solo se reconozca a personalidades del espectáculo por ejemplo, sino también a quienes laburamos de sol a sombra”.
Tímido y con un regalo en la mano, Alex Cuscueta, un adolescente de 15 años que fue revivido por el sargento Félix Fontana el 30 de enero de 2001, se hizo presente con su hermana en la planta alta del hotel del Parque Urquiza. Cuando vio al policía que le salvó la vida lo abrazó y le dio el obsequio que le había preparado. Abrazados y sin ocultar la variedad de sentimientos encontrados, el dúo se encontró por segunda vez en el año.
La primera vez que se reencontraron fue en noviembre, cuando UNO los juntó para una producción periodística para el suplemento de los 15 años de este matutino. Los Destacados fue la segunda oportunidad para que Alex y Félix se volvieran a encontrar y dialogar amenamente. 
Agradecidos por la invitación y contentos por lo relevante de la actividad, Félix afirmó: “Es un honor y un orgullo estar compartiendo esta hermosa tarde con Alex, verlo de nuevo en tan poco tiempo es muy lindo”. Mientras que el muchacho de 15 años indicó: “Estamos muy felices. Muchas gracias por haber organizado nuestro reencuentro y por habernos invitado a formar parte de los Destacados del año”. 
Cerca de las 19.30, una vez que finalizó la foto grupal, los destacados empezaron a pasear por el octavo piso del hotel paranaense. Algunos se sacaban fotos, otros bebían o comían algo y no faltaron los que intercambiaron algunas palabras y teléfonos. Así culminó uno de los eventos más importantes de UNO, en el cual se reconoce a esos “héroes silenciosos” que colaboran para que el mundo sea un lugar mejor. 

Comentarios