Mundo
Miércoles 29 de Junio de 2016

Después de cuatro décadas condenan a un militar chileno por el asesinato del cantante Víctor Jara

Un juzgado estadounidense halló culpable a un exteniente por la muerte del autor en los inicios de la dictadura de Pinochet

Un juzgado de la ciudad de Orlando, Estados Unidos, halló culpable y fijó una fuerte compensación económica a un exteniente del Ejército de Chile por la tortura y asesinato del reconocido cantautor Víctor Jara, ocurrido hace más de cuatro décadas en el inicio de la dictadura de Augusto Pinochet, informó ayer una organización de derechos humanos.

El militar en retiro Pedro Barrientos, quien vive en el estado de la Florida, fue demandado por el Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA por su sigla en inglés) en nombre la viuda e hijas del trovador y poeta, simpatizante del gobierno del derrocado Salvador Allende.

"Ha sido un largo viaje en busca de la justicia por la muerte de Víctor", dijo la viuda del artista, Joan Jara, citada en un comunicado de la CJA.

El tribunal ordenó a Barrientos pagar 28 millones de dólares por daños compensatorios y punitivos.

El juicio se suma al de una decena de militares detenidos y procesados en Chile como autores y cómplices de los 44 balazos que recibió el creador de Te recuerdo Amanda y El derecho a vivir en paz.

Jara, que inspiró a artistas como Bruce Springsteen, U2 y The Clash, fue detenido junto a profesores y alumnos de la Universidad Técnica del Estado tras el golpe de Estado de 1973. Luego fue llevado al Estadio Chile, donde permaneció arrestado varios días.

Según testimonios de detenidos en el Estadio Chile, el cantautor fue torturado y golpeado en sus manos con la culata de un revólver, para finalmente ser acribillado a tiros el 16 de septiembre de 1973. Su cuerpo fue encontrado tres días después cerca de un cementerio.

Bajo la dictadura de Pinochet, unas 3000 personas murieron o resultaron desaparecidas, mientras que otras 28.000 fueron torturadas, incluida la actual presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Fuente Agencia Reuters y BBC

Comentarios