Pais
Domingo 01 de Febrero de 2015

Despiden con profundo dolor los restos del periodista Tomás Bulat

Todavía conmocionados el mundo del periodismo y la política por su repentina muerte, los restos del conocido economista son velados en Capital Federal.

Con el mundo de la política y el periodismo aún conmocionado por su repentina muerte, despiden los restos de Tomás Bulat en Casa Napolitano, sala ubicada en la avenida Córdoba 3677 de Capital Federal.

 

El cuerpo del reconocido periodista y economista será inhumado el lunes en el cementerio Jardín de Paz.

 

Bulat, de 51 años, falleció el sábado cuando el automóvil en el que viajaba (Peugeot 408) chocó contra un camión en la ruta nacional 9, a la altura de la localidad bonaerense de Ramallo. El siniestro ocurrió entre las 2:20 y las 2:30 de la mañana y quedó caratulado como "homicidio culposo".

 

Esta mañana, la mujer del economista, Carina Onorato, publicó en el Twitter de su esposo un mensaje de agradecimiento por el apoyo recibido: "Soy Carina, la mujer de Tomy. Gracias por todo el amor que nos hacen llegar".

 

"Economista de profesión. Periodista de oficio. Docente de alma", así se describía el propio Bulat, quien era respetado y reconocido por todo el arco político y mediático del país. Contaba con una amplia formación académica y experiencia laboral. Tenía un Máster en Ciencias Económicas de la Queen Mary and Westfield College & ILAS-University of London. Fue autor de los libros "Economía Descubierta" y "La economía de tu vida". En radio y televisión condujo varios programas y tenía a su cargo el portal digital "El Punto de Equilibrio" sobre política y economía.

 

Ganador de dos premios Martín Fierro, entre sus participaciones en televisión se destacó durante varios años en Radio 10 y en el canal de noticias C5N, donde hacía el programa El Inversor y actualmente conducía dicho envío en la señal A24 y era un constante invitado en distintos ciclos sobre la actualidad nacional. Asimismo, era columnista de Infobae y del diario económico El Cronista Comercial.



Fuente: UNO Mendoza

Comentarios