Espectaculos
Martes 04 de Agosto de 2015

"Desgraciadamente no es mi hijo”

Esa es la frase que utilizó Ariel Diwan para expresar su dolor luego de que las pruebas de ADN dieran negativo y confirmara que el hijo de Gisela Bernal no es suyo.
El empresario le confirmó a Marina Calabró la noticia y que este examen que pidió la Justicia arrojó idéntico resultado que el que se había hecho extraoficialmente. El escándalo estalló hace unos meses y la primicia otra vez la tuvo Intrusos.   
El viernes Diwan y Bernal debían concurrir a una mediación por la cuota alimentaria del nene. Pero con esta noticia seguramente ese encuentro quedará postergado, ya que Diwan podría pedir la nulidad de su paternidad, algo que contempla el Nuevo Código Civíl.  

Fuente: América 

Comentarios