La Provincia
Martes 11 de Agosto de 2015

Desesperado reclamo en Concordia por la aparición de Josefina

“Alguien tiene que saber algo y solo quiero que me la devuelvan”, sostuvo el padre de la joven desaparecida el 29 de julio, al encabezar una marcha en el barrio La Bianca.

Al cumplirse un día más en el que no hay información sobre el paradero de Josefina López, la joven de 17 años que desapareció del asentamiento La Bianca de Concordia el 29 de julio pasado, su padre encabezó una marcha que exigió por su localización.
“Llegan algunos datos pero son falsos, la policía trabaja intensamente pero los resultados son negativos; me parece que alguien tiene que saber algo y solo quiero que me la devuelvan”, enfatizó Gustavo López, el padre.
En declaraciones brindadas a Diario Río Uruguay, López recordó: “Ese 29 de julio yo la acompañé para que vaya a la casa de la mamá, ella llegó y su madre cuenta que recibió un mensaje, le dijo que ya venía y sin dar más detalles se fue. Nunca más volvimos a verla, ni saber de ella desde entonces”.
La joven vestía un jean color azul con manchas blancas, una remera larga color negra y unas botas de color azul, al momento que fue vista por última vez.
Con respecto al trabajo de las fuerzas, López señaló que “la policía está haciendo todo lo posible y va en cada uno de los avisos que dicen que la ven, pero nada. Incluso hasta se dijo que la vieron en Paraná, entonces se pusieron en contacto con los efectivos de allá pero el resultado fue negativo también”.
“Pasan los días y estamos más desesperados, yo no puedo creer que nos esté pasando esto y considero que alguien la tiene que tener y no dejar salir. Porque Josefina es una chica tranquila, muy buena; tenía sus rebeldías propias de la edad pero con nosotros siempre se llevó bien y cuando se quedaba en lo de alguna compañera o en lo de su novio siempre nos mandaba un mensaje para que sepamos donde estaba y dejarnos tranquilos que estaba bien”, sostuvo el padre de la chica.
Con relación al noviazgo que mantenía con un joven de su edad, López precisó que “él estaba en mi casa en ese momento, porque ella le había mandado un mensaje y le había dicho que la espere que ya venía. Por lo que está igual que nosotros y no puede aportar más datos”.
Para concluir, el padre exhortó: “No le deseo a nadie el mal, ni me gustaría que nadie tenga que pasar alguna vez por esto; por eso le pido a la gente que cualquier dato avise porque alguien tiene que saber algo y solo quiero que me la devuelvan”.  

Comentarios