La Provincia
Sábado 11 de Junio de 2016

Desde la Sáenz Peña reclamaron mejoras urgentes para su plaza

El municipio le prometió a los vecinos bancos y arreglos. Aún hay troncos caídos en algunas veredas de la tormenta de febrero

La vecinal Sáenz Peña de Paraná es una de las más grandes, abarca una extensión céntrica en la que viven por lo menos 100.000 personas. Dentro de sus límites se encuentra la plaza que lleva ese nombre: uno de los espacios públicos más lindos. Desde la Municipalidad les habían prometido bancos de cemento para que los más viejos del barrio puedan disfrutar al aire libre, porque los de madera son muy bajos y no pueden sentarse. Aún los esperan, como a los jardineros y a las herramientas para mejorar el entorno.

La vecinal Sáenz Peña está delimitada por Racedo, Ramírez, Gualeguaychú y San Martín. Integrantes de la organización barrial contaron a UNO que están abocados al arreglo de las dos plazas de la zona y que gracias a la donación de dos empresas flamea, todos los días, la Bandera Argentina en cada una de ellas: se trata de la plaza homónima y la Belgrano. En esta última hicieron un trabajo de jardinería y pusieron bancos entre otras tareas.

Pero es la plaza Sáenz Peña una de las más lindas de Paraná, la que se encuentra con mayores inconvenientes y los vecinos están preocupados frente a un deterioro que cada día es mayor. Se trata de un espacio público al que asisten unas 2.000 personas por día.
Este lugar tan conocido está enmarcado entre Yrigoyen, Villaguay, Illia y Carbó. “Esta plaza es nuestro objetivo mayor. Se arregló el perímetro exterior, pero no la parte interna y colocaron bancos muy bajos. Las personas  de la tercera edad no se pueden sentar. Nosotros le planteamos al intendente Sergio Varisco que necesitamos 16 bancos de cemento y solo nos trajeron dos”, contó Susana Mizawak de Etulain, secretaria de la vecinal, y explicó que casi todos los fines de semana hay actividades al aire libre, que siempre son gratuitos destinados a la familia y de ahí la necesidad de tener una plaza en condiciones.

Además contó, junto a otros, que no cuentan con jardineros y que necesitan por lo menos un placero a la mañana y otro a la tarde. De estos últimos contaron que hay, pero que ni siquiera tienen las herramientas necesarias. De hecho aseguraron que la vecinal debió comprar hasta las escobas. “No tienen tijeras de podar, palas, escalera. Todo lo ponemos nosotros, quienes compramos las herramientas”, destacó Mizawak.
Además de mejores medidas de seguridad, contaron que en la zona del arenero tienen el proyecto de lograr un cerramiento para que no ingresen perros y contaminen, con su orina y heces, el lugar donde juegan niños. “Hicimos el llamado a los vecinos para que sean responsables”, contó.

Además de las visitas diarias de los paranaenses, esta plaza histórica es utilizada por cientos de organizaciones y asociaciones para actividades religiosas y hasta oficiales como el acto y desfile por el 25 de Mayo. Desde la vecinal además apuntaron a que la tercera edad y los niños tengan un espacio en verdaderas condiciones. Señalaron que la Municipalidad siempre los atendió, pero que todavía no tienen soluciones concretas.

Una organización barrial histórica en la ciudad

Susana Mizawak de Etulain, Blanca Franco, Oscar Zhender y Daniel Delati son miembros con cargos y voluntarios de la vecinal Sáenz Peña. Ellos contaron a UNO sobre las actividades y las necesidades que tienen en la zona.

Esta organización barrial cuenta con 400 socios que pagan una cuota mensual de 10 pesos y junto a otras actividades logran ingresos que les permiten mantener el barrio. Tanto para fechas patrias como para los días especiales y festividades realizan propuestas destinadas a la familia que por lo general son en la plaza Sáenz Peña.  Tan grande es la vecinal que tienen hasta una asesora legal para reclamos y consultas de los vecinos. Según contaron, una abogada es la encargada de brindar ayuda frente a las necesidades del barrio, y lo hace gratis.
La vecinal publica cada tanto folletos informativos como guías con el apoyo de comercios del lugar. En agosto realizarán un festejo por el Día del Niño y ya tienen preparados galletitas, golosinas y juegos como un castillo inflable, toro mecánico y metegol que instalarán en el centro de la plaza. Tienen una bicicleta para sortear y quisieran contar con otras más; saben que en el barrio hay importantes funcionarios municipales y provinciales que los pueden ayudar.

En la zona todavía hay árboles caídos desde aquella tormenta de febrero y desde la vecinal sostienen que necesitan un mejor alumbrado público para más seguridad.
Hablaron de los problemas con los pozos en las calles, de paradas de colectivos y garitas ubicadas en lugares que dificultan la entrada y salida de edificios.
También sostuvieron la importancia de contar con algún semáforo sobre Villaguay entre Perón e Illia que le permita a los viejos del barrio poder cruzar tranquilos la calle para disfrutar de la plaza Sáenz Peña; al ser una vía de ingreso al centro, el tránsito dificulta el cruce de los adultos mayores.

Comentarios