La Provincia
Viernes 19 de Febrero de 2016

Desde 1989 en Paraná fueron registradas 61.935 colisiones

La estadística municipal arrojó que a la fecha hubo unos 6,5 choques –sin heridos– diarios. En todo 2015 fue de 2,2. La clave: más controles

Pablo Felizia / De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar 


En la planta baja de la Municipalidad de Cinco Esquinas funciona la Dirección de Colisiones, una habitación con paredes llenas de fotos de autos destrozados. En ese lugar, además de atender al público, llevan una estadística completa. Desde 1989 hasta  ayer al mediodía, había registrados 61.935 choques sin lesionados; con una sola gota de sangre ya interviene la policía. El promedio, arrojó unos 6,5 por día desde entonces. Sin embargo, al contar solo los casos de 2015, el resultado es de 2,2 diarios. 

Según explicaron, la clave para bajar la cantidad de colisiones está en la intensidad de los controles. De hecho, en el primer mes del año pasado los inspectores del área debieron intervenir en 61 ocasiones contra 40 en este enero que pasó. “Cuando comenzaron los controles de las motos y de los autos que hizo la Policía con los inspectores municipales empezamos a notar que cambiaba la cantidad de colisiones de la estadística”, dijo a UNO Natalia Clavenzani una de las encargadas de seguir los números del área. 

A Colisiones hay que llamar si a uno lo chocaron. Los inspectores van al lugar y hacen una constatación con fotos que luego sirven como documentos legales para presentarlos en cualquier seguro. Pero además de prestar ese servicio y dar asesoramiento, llevan las cuentas. 

Donde ponen el ojo

Al revisar el último año, es posible advertir que la mayoría de las colisiones en Paraná se dan a las 6, a las 12 y a las 18. La edad de quienes más participan en los choques van entre los 28 y los 37 años; también uno advierte que siete de cada 10 personas que colisionan son hombres. “Sí, los varones manejan peor”, aclaró Clavenzani. 

Autos, motos, camionetas, camiones y colectivos: en ese orden se da, de mayor a menor, la participación de los vehículos. El frente y la cola son los lugares más colisionados; también los laterales, cuando alguien marcha atrás, sale de un garage sin mirar. Urquiza, Corrientes, España, Carbó, 25 de Mayo, Ramírez, Almafuerte y Zanni son las calles y avenidas donde más veces deben ir los inspectores. “Son las más transitadas también y esa es la explicación”, dijo la mujer. En 2015, el mes con más choques fue marzo en que registraron 96 casos. En total, el año pasado hubo 812 y de ahí el promedio de 2,2 diarios. 

Miguel Ojeda es el director del área y dijo que no hay en el país muchos ejemplos como el de Paraná ya que la mayoría de quienes prestan este servicio son privados o dependen de la policía. También aclaró que hay cientos de choques en la ciudad que no son registrados porque entre las partes hubo algún acuerdo o porque no todos, todavía, conocen de esta posibilidad. “El inspector hace un peritaje, saca fotos de los daños de cada vehículo y arma un croquis de la posición final en la que quedaron. Luego labra un acta”, explicó. En Colisiones, además de llegar hasta el lugar del hecho, llevan las cuentas de todo lo que registran. Entre otros objetivos, así también pueden medir el alcance de las políticas de seguridad vial de Paraná. 



Datos
* Cuando ocurre un choque, si no hay heridos, se puede llamar al 911 o al 155137834. En el celular atenderá un inspector que avisará de su demora para llegar al lugar indicado. El servicio funciona las 24 horas todos los días del año. 
* Frente al choque, si los vehículos no se movieron del lugar, podrá hacer un croquis y tomará fotografías que luego son documentos legales que constatan el hecho.

Números
* 812 son las colisiones registradas en la Municipalidad en todo 2015. Marzo fue el mes con más choques y alcanzó los 96.
* 40 son las colisiones registradas en enero de este año. Se trata de 21 menos que durante el primer mes de 2015.

Las paredes llena de autos destrozados

La dirección de Colisiones funciona en la planta baja de la Municipalidad de Cinco Esquinas donde se encuentran otras dependencias relacionadas al tránsito de la ciudad. 

Natalia Clavenzani, María Cielo Cabrera Arrúa y Alejandra Gile son las encargadas en esta sección de atender a quienes llegan al lugar y desarrollan una tarea que trasciende la simple administración: registran de manera ordenada todas las colisiones que ingresan y llevan la estadística, no solo de los choques sino de las calles en donde se produjeron, la edad y el género de los participantes, el tipo de vehículo y el horario en que se dio entre otros datos. 

El lugar donde funciona Colisiones es una sala pequeña con todos los muebles, la computadora, la impresora para las fotos y los estantes con los libros de actas y carpetas donde guardan los datos de la última década. Hasta 10 años después de ocurrida una colisión es posible solicitar el acta legal. 

Las paredes del cuarto están decoradas con los dibujos de las señales de tránsito y también imágenes de autos con la trompa completamente rota, de vehículos que volcaron en el medio de alguna calle de Paraná, de importados que quedaron destrozados al chocar contra un árbol, de postes de luz que se metieron por el techo, caídos en alguna tormenta pasada. Son fotos de fierros destrozados o dados vueltas. Si alguien les pregunta a estas mujeres por la historia de cada foto, enseguida uno aprende hasta los detalles mínimos. No debe haber paredes más elocuentes para un área tan específica. 

Pero además, el hecho cumple una función. Clavenzani fue quien aportó los datos estadísticos y contó a UNO que cuando llega alguien a la oficina siempre lo hace preocupado. “Se encuentran con que hay choques peores que los suyos y se quedan más tranquilos”, dijo.

El servicio que prestan funciona las 24 horas durante todos los días del año y la oficina para atención al público está abierta de 7.30 a 17. Las actas y las fotos tienen diferentes precios –el más caro cuesta 150 pesos– que se abonan mediante sellados. Colisiones depende de la Secretaría de Servicios Públicos de Paraná.

Comentarios