La Provincia
Viernes 10 de Abril de 2015

Denunciaron a una clínica por hacerlos firmar un pagaré

Una familia de San José acusa a la Clínica Modelo por cometer “una práctica abusiva”. Como se negaron a rubricar el documento, su hijo de 4 años no pudo practicarse un videocolonoscopía

Marcelo Comas/ De la Redacción de UNO

mcomas@uno.com.ar

 

Una familia de San José, en el Departamento Colón, vivió una verdadera odisea cuando emprendieron un viaje relámpago a Paraná a raíz de un estudio médico que necesita su hijo de 4 años. El raid terminó con una denuncia penal contra la Clínica Modelo, por motivos que expusieron ante UNO los padres del niño. El chico que padece un problema de salud fue derivado por su pediatra de Colón para ser atendido con el gastroenterólogo infantil Jorge Rubín, único médico dedicado a la especialidad en la provincia. El médico después de dos consultas solicitó una videocolonoscopía con anestesia general, un examen que requiere de varios estudios previos.

“Luego de hacerle unos tratamientos de parásitos el nene vuelve a tener esta recaída -vinculada con una afección gastrointestinal-”, contó la mamá del menor, Mariángeles Pamela Medina. Una vez obtenido el turno para el análisis, partieron el miércoles 8 hacia la capital provincial y después de varias horas de viaje, incluido el ayuno obligatorio de siete horas del niño, debieron soportar una experiencia traumática. En la mesa de entrada del centro médico una secretaria no solo les solicitó las prácticas autorizadas por la obra social (Osuomra), así como también la internación, la anestesia y el prequirúrgico, sino que además les pidió documentación que no había sido requerida con antelación. Pero lo que provocó la mayor indignación en Pamela y su marido, Gustavo Velzi, fue que les pidiera que firmarán un pagaré por 5.000 pesos. “Esto implicó un ayuno de seis horas, un enema, hacer base en la casa de un amigo, pasar todo un día ahí con los chicos. En ningún momento nos dijeron que no tenían un convenio con la obra social. Nos dijeron que nos faltaban los últimos seis monotributos pagos”, se lamentó la mujer.

Pese a que la pareja de abogados se comprometió a reunir la documentación que era reclamada, la empleada de la clínica insistía con la firma del pagaré. Como se negaron a acceder a este pedido, desde la institución se les informó que no podían internar al menor. “Al estar autorizadas las prácticas por la obra social, deja de ser nuestra responsabilidad. Nos dimos cuenta de que te dicen que te faltó documentación para hacerte firmar el pagaré”, acotó Medina.

En ese momento, el padre del chico pidió hablar con el médico Jorge Rubín, quien se encontraba en la clínica realizando otras prácticas. “Él se lavó las manos, que era algo que escapaba a él, que era una cuestión que tenía la clínica como reglamento interno”, relató. La pareja aseguró que este hecho no se trata de un hecho aislado, sino que repetían la modalidad con otros pacientes.

“Práctica abusiva”

Todavía afligido por todo lo que debieron pasar con sus hijos, Gustavo Velzi llamó a tomar conciencia cuando se cometen este tipo de prácticas. “Mucha gente no sabe lo que es un pagaré: el cheque es una promesa de pago y el pagaré es una obligación, porque uno dice que pagará a alguien en determinada cantidad de tiempo. Nosotros no tenemos deuda con ellos, si tenemos todo autorizado”, argumentó en diálogo con UNO.

Velzi, notablemente afectado por la situación, hizo una serie de consideraciones sobre el funcionamiento interno de los sanatorios. En primer lugar instó a sus autoridades a que “no trabajen con una obra social si tienen miedo de que no le vaya a pagar. Tienen que ir por los canales que corresponden si es que la obra social no les paga. Ellos tienen la posibilidad de la ejecución. Nos obligan a algo que no corresponde”.

Con la intención de reunir más información referida a la problemática, el abogado se comunicó con el titular de la Asociación de Consumidores Entrerrianos (Adecen) Oscar Vargas. “Me dijo que es una práctica abusiva, porque no tienen que exigirte que pagues un pagaré. Lo que me llama la atención es que en la costa del Uruguay no lo hacen, por lo menos no lo he detectado. Como es habitual y es costumbre la gente no se queja. No es correcto, no es legal”, cuestionó.

El matrimonio no solamente que expuso públicamente su malestar, sino que hicieron una denuncia penal en el Ministerio Público Fiscal por considerar esta práctica “como extorsiva”.

“Volvimos a mesa de entradas donde hablamos con una chica. Esta conversación está filmada. Si no firmábamos el pagaré no nos daban ingreso: el nene estaba con ocho horas de ayuno, con un viaje a la mañana, cansados y después de haber pasado un mal momento”, expuso la mamá del niño. Enseguida Velzi añadió: “Nos vamos con la desazón de no haber podido hacer el estudio y no saber si tiene algo malo o no nuestro hijo. Esa es otra cuestión. ¿Les tengo que firmar porque tengo una necesidad médica? La obra social no nos planteó nada”.

 

Comentarios