La Provincia
Martes 01 de Marzo de 2016

Denunciaron por mala praxis a un médico y a un sanatorio local

Es por la muerte de Oscar Blazquez en 2014. Consideran que hubo negligencia y le exigen celeridad al fiscal que interviene en la causa 

Sus familiares recuerdan a Oscar Alberto Blazquez como un hombre alegre, compañero y que hacía de la amistad un culto. Toda esa buena estrella quedó opacada por el doloroso tránsito que tuvo durante su internación y posterior muerte en el Sanatorio Río de Paraná. Allí falleció el 4 de diciembre de 2014 por un shock séptico debido a   un fallo multiorgánico a causa de una colecistis aguda, según el acta de defunción firmada por el médico Miguel Ángel Iacok. Por inesperada -ya que el paciente tenía pocos antecedentes de problemas de salud- y por las dudas que generaron todas las circunstancias que rodearon a  su deceso, la familia Blazquez radicó una denuncia penal por mala praxis y por abandono de persona contra los médicos que lo atendieron en el Sanatori Río y contra el médico Francisco Degani. 

Cacho, como todos los conocían, había atravesado un verdadero calvario que comenzó el 21 de noviembre cuando presumió que algo estaba mal: acusó un dolor en la zona abdominal, por cual fue atendido en el dispensario Corrales y le encontraron la presión  alta. A raíz de esto le recomendaron hacerse atender por un cardiólogo y por ser afiliado a PAMI asignado en el Sanatorio Río, no le quedó más alternativa que dirigirse hasta ese centro médico. 

La primera doctora en atenderlo, de apellido Sosa -de acuerdo a lo expuesto por Blazquez hijo en la denuncia- le realizó un “supuesto electrocardiograma y le tomó la presión, dándole una pastilla y que tome mucha agua, haciéndolo aguardar en la sala de espera”, relató el denunciante. 

Según recordó Blazquez, esta profesional intentó hacerle un nuevo electro, pero cuando le hizo presión en el estómago el hombre se quejó de dolor. “Le solicitó que haga análisis, ecografía, radiografía de tórax y control con el cardiólogo”, agregó. En una visita a UNO la familia Blazquez aseguró que de haberse realizado esos estudios el hombre hoy estaría con vida. 

Si bien explicaron que pidieron los turnos en el sanatorio Río para realizar la radiografía y la ecografía, solamente pudieron cumplir con la segunda, ya que desde el nosocomio suspendieron la radiografía porque la máquina había sufrido un desperfecto. “En la radiografía, en el caso de tener una úlcera, hubiera salido una mancha negra entre el esternón y el estómago. Al no hacérsela y como no sabían lo que tenían lo operaron de vesícula”, señaló Blazquez hijo. Justamente en la ecografía se le detectó una “piedrita chiquita”, estudio realizado el 26 de noviembre mientras el paciente seguía con los mismo síntomas.

Operación y dudas

Los Blazquez fueron unánimes en cuestionar la operación de vesícula que se le practicó a Oscar Blazquez, porque aseguraron que no se respetó un protocolo  y se lo intervino a “cielo abierto” con un corte de 16 centímetros. “Le encontraron infección en los intestinos. Estuvo más de 3 horas en la sala de operaciones y el médico nos dijo que la cirugía había salido bien”, expresó. 

Contrariamente a lo que esperaban sus familiares, el hombre fue llevado a una sala común cuando y no a la Terapia intensiva. Blazquez, su madre y esposa de Cacho, Irma Rodríguez, en su intento por reconstruir esta dolorosa historia todavía no pueden entender cómo el doctor Francisco Degani ordenó que 18 horas después de la operación le hayan retirado la sonda al paciente. “Lo mandó a la casa, con semejante operación”, dijo indignado. A su lado, Irma aportó que su marido tuvo pocos antecedentes de problemas de salud: “Tenía diabetes, problemas de cualquier persona mayor de edad”.

Autopsia y denuncia

Tras intensos dolores en el abdomen, el 4 de diciembre Blazquez es nuevamente internado y fallece en la Terapia intensiva. “Apenas hicimos la denuncia por mala praxis, el fiscal Santiago Brugo ordenó hacer  en Concordia la exhumación y autopsia del cuerpo. El perito de parte de la familia Blazquez confirmó que  la autopsia reveló que el hombre no falleció por la operación de vesícula, sino por una úlcera indurada de 2 centímetros en el estómago. “La causa está todavía en presentaciones de prueba. No llamaron a declarar a los médicos ni a autoridades del sanatorio; tenemos miedo de que vayan a archivar la causa”, advirtieron preocupados los familiares de Cacho.

El estado actual de la causa

Fuentes ligadas al expediente confiaron a UNO que la causa donde se investiga las causas de la muerte de Oscar Blazquez registró pocos avances, pero lo más sustancial es que -según la misma fuente- se descartó que la actividad del médico haya producido la muerte. 

Según pudo conocer UNO, los familiares propusieron un perito de parte, David Zurita, aunque desde la Justicia aseguraron todavía no presentó el dictamen con la conclusión de la autopsia. Explicaron a este medio que el procedimiento se ordenó realizar en Concordia, debido a que los médicos de Paraná “podrían estar contaminados”.

En este momento se espera por un pedido de la querella que se realicen nuevos puntos de pericia: los familiares de Blazquez que sea el encargado de realizarla el médico de Bahía Blanca, Víctor Duarte. 

También se informó que solamente se notificó al médico Francisco Degani de la existencia de la causa, pero que únicamente se lo citará a declara en el caso de que se compruebe de que haya existido mala praxis. 

Si bien desde la Justicia se descartó en principio que la causa de la muerte de Blazquez pueda encuadrarse como un homicidio culposo, el entorno de la víctima redobla la apuesta y asegura que agotará todas las instancias para  conocer la verdad. 

Por ello tienen pensando organizar para el mes de junio, cuando se cumpla un año y medio del fallecimiento de Cacho, una manifestación por las calles de Paraná junto a otras 30 personas que aseguran haber padecidos situaciones similares y con el mismo sanatorio involucrado.

Detalles de la noticia

* Hernán Blazquez, su madre y hermana, Irma Rodríguez y Adriana Blazquez, cuestionaron por la mala atención y denunciaron diferentes irregularidades en el Sanatorio Río.



* Fuentes ligadas a la investigación descartaron que la actividad del médico -su desempeño durante la operación de vesícula- haya producido la muerte del paciente Oscar Blazquez en diciembre de 2014. Respecto al estado actual de la causa, se informó a UNO que los abogados querellantes solicitaron que se realice una nueva pericia, a cargo del médico Víctor Duarte. Aunque admitieron que se está a la espera de un informe pericial del profesional David Zurita, quien intervino en la autopsia.

* 15 meses es el tiempo que lleva tramitándose la causa en los tribunales provinciales. Los familiares le exigen celeridad a la Justicia y temen que la causa vaya a ser archivada debido al tiempo transcurrido.

Comentarios