La Provincia
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Denunciaron desmontes en las islas frente a Victoria

En Victoria hay un grupo de vecinos que se pusieron en alerta, dieron aviso y pidieron informes al Concejo Deliberante de esa ciudad y a reparticiones de la provincia por el desmonte de por lo menos 1.000 metros en una isla que pertenece a la Ciudad de las siete colinas y que según explicaron, se trata de un área protegida por ordenanzas y dictámenes.
Guardianes de Victoria es el nombre de un grupo de vecinos autoconvocados que pertenecen a Victoria. La agrupación nació hace tiempo y por otro motivo: se oponían a una ordenanza que permitía la construcción en altura de edificios sin los estudios de impactos correspondientes. Juntaron firmas y lograron buenos resultados. Desde entonces realizan diferentes iniciativas vinculadas al cuidado del ambiente.

Sobre finales de setiembre les dieron aviso de que desmontaban una isla que pertenece al ejido de la ciudad y de inmediato se pusieron en campaña. Los movimientos de tierras se dieron en una zona que se encuentra frente a Puerto San Martín, localidad de Santa Fe. Con más precisión, el punto polémico se encuentra en los 32º 43'2.57'' de latitud sur y 60º 41'30.88'' de longitud oeste. Estos vecinos constataron el movimiento de tierra con maquinaria pesada en unos 1.000 metros a lo largo de la costa. La zona no es cercana a la ciudad de Victoria, pero le pertenece a la provincia.

Martín Cudini es abogado, miembro de este grupo de vecinos y contó a UNO: "Ni bien nos enteramos hicimos un pedido de informes en reparticiones municipales y provinciales como Recursos Naturales y Medio Ambiente de Entre Ríos, el Concejo Deliberante de Victoria y a la Delegación de Islas".

En principio, pudieron conocer que hay dos empresas que tienen autorización para amarres de barcazas en el islote, pero no así para desmontar e intervenir en la zona de la manera que lo hicieron. "Extraoficialmente sabemos que hay una autorización de uso de tierras fiscales, pero esas empresas desmontaron una parte de las islas que es ejido de Victoria y hay una ordenanza municipal que sostienen que se trata de un área que está protegida, como toda esa zona de islas. Para poder realizar las obras tienen que tener autorización del Concejo y ya tenemos casos sobrados en donde pasan por encima estas disposiciones", contó Cudini.

La ordenanza que rige en Victoria es la Nº 2185/03 donde se declara a toda esa zona como Reserva Natural de Usos Múltiples, por lo que las actividades que se realicen allí deben contar, además, con un estudio de impacto ambiental. Guardianes de Victoria, aclararon en el pedido de informe que elevaron a las autoridades, que además hay un dictamen de la Defensoría del Pueblo de la Nación que exhorta a los municipios y provincias bajo cuya jurisdicción se encuentran los humedales del valle de inundación del río Paraná, a controlar las obras que se realicen en esas áreas.

Se supo que el desmonte fue para construir "muertos" de cemento, unos pilares que se entierran para luego colocar un gancho que funciona como amarra de grandes embarcaciones. Además, se vieron luego, quemas de pastizales y vegetación propia de la isla; en principio, aquella que fue arrancada de su lugar. Este tipo de actividad también debe contar con autorización y se realiza en determinadas épocas del año.

Desde esta organización esperaban las respuestas del Concejo Deliberante de Victoria. Además tienen como hipótesis que hay hasta una draga preparada para avanzar sobre el río. Quieren saber si la comuna realiza controles pertinentes, si hay estudios de impacto, quien es el titular de los terrenos y cuál es el fin que se persigue. De existir autorización certificada, pidieron el proyecto y de no existir exigieron la suspensión de las obras y la reparación de los daños.

En esa zona de islas, a veces, hay autorizaciones para tener vacas, poder pescar e instalar colmenas. Esas son algunas de las tareas posibles, pero no se puede modificar la vegetación y geografía.

Son numerosas las organizaciones ambientalistas y sociales de la provincia que defienden a los humedales; hay tantas como aquellos que intervienen en las islas de manera ilegal. Guardianes de Victoria, cuenta con 15 integrantes activos que se reúnen con regularidad, pero días atrás salieron por las islas a juntar basura, a limpiarlas. En esa actividad lograron reunir unas seis embarcaciones y más de 40 personas. Ahora esperan respuestas de los comunicados emitidos.


Comentarios