Narcotráfico
Lunes 08 de Agosto de 2016

Denuncian un Estado paralelo de narcos en Colonia Elía

Así lo indicó el concejal de Cambiemos Luis Alejandro Aguilar.

El diario La Nación publicó ayer un preocupante informe sobre lo que ocurre en la localidad de Colonia Elía, Departamento Uruguay.

Hace cuatro años desembarcó un grupo de narcos colombianos al mando de Jairo Saldarriaga, alias Mojarro, quien fue miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y sicario del colombiano Daniel El Loco Barrera Barrera, uno de los distribuidores de cocaína más grandes en la historia sentenciado hace 10 días a 35 años de prisión en Nueva York.

Se sospecha, según la investigación que realizó la Justicia Federal, que esta banda tenía interés en invertir en tierras. Se comprobó que adquirieron una estancia de 18 hectáreas en el paraje Arroyo Molino, a pocos metros de la frontera, y hay indicios sobre más inversiones.

A Saldarriaga lo conocían en el pueblo como Carlos Brausín García, una de las tres identidades falsas con las que se manejaba el narco, que fue asesinado el 14 de abril de 2012.

En Colonia Elía, a 35 kilómetros de Concepción del Uruguay, tenía como su principal alfil a Fabián Montañana, un técnico agropecuario y pianista de 40 años, que fue condenado en julio de 2015 a dos años y medio de prisión por lavado de dinero de fondos del narcotráfico.

Montañana manejaba el campo que Saldarriaga compró en Arroyo Molino. Cristina Racigh, madre de Montañana, quien estuvo sospechada de ser parte de la organización desde Madrid, contó en un diálogo telefónico que fue interceptado por los investigadores, que su hijo "trajo a una familia de colombianos que tenían que irse por Uruguay. Los pudo cruzar en lancha", dijo a un vecino. Dos colombianos miembros del cartel Luis Sierra Navarro y Francisco Duque Salazar lograron huir.

Hasta el desembarco de los colombianos, Montañana se dedicaba a limpiar los establecimientos avícolas. Tuvo un repentino crecimiento económico y se montó "un Estado paralelo" -según denunció el concejal de Cambiemos Luis Alejandro Aguilar- "con dinero narco" en un lugar donde hay muchas carencias.

Compró media docena de vehículos y maquinaria pesada, como retroexcavadoras y palas mecánicas, y empezó a quedarse con la obra pública en el pueblo.

El intendente, Ramón Barrera, admitió que "Montañana brinda varios servicios en Colonia Elía a través de una cooperativa, que salió adjudicada tras una licitación que se hizo hace seis meses". Pero el intendente aclaró luego: "Las cooperativas están a nombre de otra persona".

***
Testaferro

El supuesto testaferro de Montañana se llama Alejandro Prosper, quien figura al mando de la cooperativa Manos a la Obra, que brinda casi todos los servicios del municipio, como recolección de residuos, arreglos de caminos y obra pública. "Cuando la gente está necesitada va y le pide a Montañana. Él distribuye bolsas de cemento, chapas y también te da trabajo en la cooperativa. Es el dueño del pueblo", contó Matías Restaino, un productor agropecuario de la zona.

Comentarios