Policiales
Lunes 08 de Junio de 2015

Denuncian supuestos casos de abuso a niños en una escuela religiosa de Paraná

Los testimonios de los chicos de jardín de infantes apuntan a personal de la institución, la escuela Jesús el Maestro. Se trata de tres trabajadores que ya fueron apartados de sus cargos. La Justicia se encuentra investigando.

Varios padres que envían sus hijos a la escuela pública de gestión privada “Instituto D 187 - Jesús el Maestro”, ubicada en Gobernador Crespo y Hoffman de Paraná, denunciaron supuestos casos de abusos de los cuales habrían sido víctimas niños de 4 años. Este lunes hubo una reunión con los padres y desde el colegio recomendaron a los padres realizar la denuncia, dado que hasta el momento solo un caso fue llevado a Tribunales.
Por su parte, el abogado de la escuela, Fabricio Reist, aseguró a UNO que este martes el colegio también realizará la denuncia correspondiente "para que se aclare lo sucedido". Además indicó que "a las tres personas que son señaladas como supuestas involucradas ya se las apartó de sus cargos, sobre todo para resguardar el interés superior de los niños y para evitar mayores conflictos sociales mientras se investiga lo sucedido".
Los padres brindaron testimonios en los que acusan a dos hombres y una mujer que se desempeñan en la institución. Comenzaron a sospechar de los abusos cuando sus hijos empezaron a experimentar conductas inusuales y luego llegaron a contar algunos indicios de cómo se habrían producido los abusos.
“Hace un mes y medio que vine a hablar a la escuela porque mi hijo de cuatro años, nos contó que lo abusaban. Nos dijo que un gigante le mostraba el pito y que le bajaba los pantalones”, contó Francisco, uno de los padres, a Canal 11.
Otros padres también hicieron declaraciones contando cómo fueron advirtiendo, hace unos meses, que sus hijos podrían ser víctimas de abusos en la escuela, hasta que una pareja hizo la denuncia en Fiscalía provincial. 
Reist, abogado de la escuela, indicó que el viernes tomó conocimiento de los supuestos casos de abuso y aseguró que desde la institución educativa harán “todo lo posible para que esto se esclarezca”.
“La institución no va a tolerar ni consentir, ni apañar a nadie. Queremos que se sepa la verdad por el niño y por sus padres”, remarcó el letrado.
Asimismo, dijo que “se apartó a las personas acusadas para alejarlas de los chicos". Se trata de una mujer y dos hombres que prestan servicios en la institución.
"Todo se inició por la manifestación de un niño de 4 años que le expresó a los papás que no queria ir a la escuela. Este niño expresaba concretamente una situación de abuso", dijo Reist. Agregó que, ante esto, la semana pasada el equipo pedagógico de la escuela empezó a tratar el tema y corroboró la posibilidad de la existencia de abuso sin poder precisar mucho más.
"El sábado tomamos conocimiento de que otros padres también manifiestan episodios similares con sus niños. Yo les digo que hay que hacer la denuncia, mañana la vamos a hacer desde la escuela", comentó el abogado, y añadió que hasta este lunes por la tarde solamente había una denuncia en la Fiscalía.
La institución, con recomendación del letrado, decidió "apartar" a los tres trabajadores señalados por los niños y sus padres. Hasta el momento las clases se siguen desarrollando normalmente.

Finalmente remarcó que el colegio "es la primera vez que atraviesa por una denuncia de este tipo en 20 años" y que como abogado y miembro de la comisión directiva hará lo posible para que se llegue a la verdad.

Comentarios