La Provincia
Miércoles 02 de Diciembre de 2015

Denuncian que una escuela fue fumigada sin respetar las nuevas distancias

Ocurrió el sábado en la escuela Nº 85 del paraje Arroyo Molino, Concepción del Uruguay. No se respetaron los 500 metros de distancia para la fumigación aérea que fija la nueva ordenanza

Autoridades de la escuela primaria Nº 85 Victoriano Montes, ubicada en paraje Arroyo Molino, denunciaron que el sábado 28 de noviembre se realizaron fumigaciones en cercanías al establecimiento educativo y no se respetaron las distancias reglamentarias.
Los primeros días de noviembre el Concejo Deliberante de Concepción del Uruguay sancionó una ordenanza sobre la aplicación de agroquímicos. En su artículo14 señala que, “en los predios lindantes con establecimientos educativos rurales, debe efectuarse la aplicación de productos agroquímicos a partir de 500 metros del perímetro del establecimiento educativo y fuera del horario de clases y debe comunicarse al establecimiento el día y horario en que se realice la aplicación con 48 horas de anticipación”.
Según reveló Elba Estevez, activista de la campaña Paren de Fumigar las Escuelas la normativa fue incumplida.
Según indicó la directora del establecimiento: “El ingeniero acercó a las autoridades escolares una receta agronómica firmada por él y le dijo a la directora que iba a respetar la distancia de 100 metros, siendo que en el Concejo Deliberante de Concepción se aprobó una ordenanza que habla de más metros, así que ya la estaba incumpliendo”, señaló Estevez a APF digital.
La escuela está ubicada en el paraje Arroyo Molino, a 17 kilómetros del centro de Concepción del Uruguay y a 700 metros al oeste de la ruta nacional 14.
Cabe recordar que la reglamentación vigente del Ministerio de la Producción de Entre Ríos establece: “Suspender las aplicaciones terrestres en una distancia de seguridad establecida en 50 metros entre el límite del cultivo tratado y el curso de agua permanente”.
En otro artículo indica: “Si en las proximidades de los lotes a tratar existieran casas, cursos de agua o lagunas, la aplicación aérea de plaguicidas deberá suspenderse en una distancia de seguridad de 100 metros entre la vivienda, el curso de agua y el cultivo”.
 

Comentarios