La Provincia
Jueves 17 de Marzo de 2016

Denuncian que no les entregan remedios para su hija trasplantada

Zaira Chaparro, la nena de Ramírez que fue intervenida hace nueve meses, debe permanecer en Buenos Aires para el tratamiento posoperatorio. La obra social no cumple con su obligación. Uno de los medicamentos cuesta 8.000 pesos

A Zaira Chaparro le hicieron un trasplante de médula ósea el 17 de junio de 2015. Fue una larga espera de la familia hasta encontrar un donante compatible, y si bien tuvo algunas complicaciones posoperatorias, la nena de 4 años oriunda de General Ramírez evoluciona bien. Hasta que le den el alta definitiva debe permanecer en Buenos Aires cumpliendo con un riguroso tratamiento ambulatorio y con controles periódicos. 

En este proceso tiene que tomar medicación que la ayuda a recuperarse. Se trata de remedios costosos, de los que tiene que hacerse cargo la obra social Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (Ossacra), a la que está afiliada la pequeña. Sin embargo, desde hace varios meses no cumple con esta obligación. “La obra social hace varios meses no nos entrega la medicación. En el hospital Garrahan nos ayudaron dándonos los remedios, pero  ya nos informaron que no pueden hacerlo más. Gracias a Dios Zaira está estable, pero un solo día sin recibir su medicación su salud empezaría a complicarse”, dijo a UNO Juan Chaparro, papá de la pequeña.

Asimismo comentó, visiblemente preocupado: “Es una situación grave. Pensamos en comprar la medicación que se nos está terminando con la ayuda de familiares y amigos, pero son muy costosos: según me comentó una mamá, la tableta de 10 comprimidos de uno de ellos vale más de 8.000 pesos. Hay otro más, pero no sé el precio”.

La última vez que la obra social concretó un envío con los remedios y las jeringas que necesita la nena fue a finales de año pasado. “Luego los médicos realizaron dos pedidos más, de los cuales aún no tenemos noticias. El reclamo de nuestra parte es permanente, y también lo hacen los médicos. Más allá de eso, gracias a Dios, Zaira anímicamente está mejor. Si bien ella está medicada con antidepresivos, la vemos mejor, y eso nos deja tranquilos. Sabemos que eso es lo verdaderamente importante”.  

Chaparro señaló que también tuvieron problemas con el pago del alojamiento durante largo tiempo de parte de la prestad ora de salud, pero ahora este pago se normalizó. 

Sin embargo, con el tema de los medicamentos no han tenido respuestas y por eso la familia puso en conocimiento de la Superintendencia de Servicios de Salud en Buenos Aires este hecho y desde el Área Legal de la Casa de Entre Ríos gestionan una mediación y un recurso de amparo para que regularicen la situación. 

Evolución

Un año antes de la operación, a Zaira le habían diagnosticado mielodisplasia, una enfermedad causada por una deficiencia en la médula ósea que genera una disminución en la producción de glóbulos rojos y que tiene al trasplante de médula como única cura. El donante es de Israel y si bien la intervención fue un éxito, se deben realizar estrictos controles durante un año en Buenos Aires para monitorear su evolución. Hace tiempo tuvo complicaciones debido a una taquicardia y estuvo controlada con pautas de alarma. Los médicos le explicaron a la familia que en algunos momentos los que fueron trasplantados y están con corticoide pueden convivir con ese problema. También tuvo un virus dérmico intrahospitalario, que se alojó en sangre, pero logró recuperarse. 

Una vez que se cumpla el plazo de un año, si su salud está bien, podrá regresar con su familia a  Ramírez.

La importancia de ser donante de médula ósea

La donación de médula ósea es un procedimiento relativamente sencillo, donde se extrae una muestra de sangre del donante, que debe ser compatible en un 100%. La posibilidad de encontrarlo es de una en 40.000 y para incrementar las chances existe un registro de posibles donantes a nivel mundial.

Al menos son 10 los entrerrianos que ya fueron trasplantados  de médula ósea y hoy están bien gracias a que tuvieron la posibilidad de hallarlo.

En la provincia, se estima que actualmente hay más de 3.000 personas que manifestaron su voluntad de ser donantes de médula ósea. La cantidad se triplicó en los últimos dos años, a partir de las intensas campañas que se fueron llevando adelante desde distintos organismos. Uno de ellos es la asociación Entrerrianos hasta la médula, que lleva adelante un exhaustivo trabajo asesorando y acompañando a las familias que atraviesan este proceso.

Comentarios