La Provincia
Miércoles 13 de Enero de 2016

Denuncian negligencia en la atención a un nene mordido por una yarará

En primera instancia fue atendido en el hospital de San Jaime de la Frontera. Luego de un periplo de su familia fue compensado en el hospital Masvernat y luego trasladado a Paraná.

Un niño de siete años, oriundo de San Jaime de la Frontera, fue mordido por una víbora yarará hace aproximadamente dos semanas. Según el relato de sus familiares, la Dirección del hospital de San Jaime confundió la mordedura con un esguince de tobillo, y ese error de diagnóstico casi le cuesta la vida. Una vez atendido en el hospital Masvernat le aplicaron varias ampollas de suero antiofídico.
En principio, los familiares de Emanuel Galeano lo llevaron al hospital San Vicente de San Jaime, luego lo derivaron al hospital Santa Rosa de Chajarí, de ahí, por su estado delicado, fue trasladado al hospital Masvernat de Concordia y por último a Paraná.
 “Los enfermeros que estaban de guardia en el hospital de San Jaime la noche que trasladamos a Emmanuel detectaron que hubo una mordedura y que específicamente se trataba de una yarará. Quién posteriormente dijo que se trataba de un esguince, fue la directora”, dijo Noelia Ramírez, tía del niño, a Canal 4 de Chajarí.
El chico ingresó a la medianoche del 31 de diciembre y, a las 2.30 de la madrugada fue derivado. A esa hora el veneno ya había avanzado en el cuerpo, causándole el sangrado de encías y la formación de moretones en diferentes partes de su cuerpo. 

Presentación en el Ministerio de Salud
El Ministerio de Salud abrió un expediente e investigará lo sucedido a partir de la presentación realizada por la mamá del niño formalizada el 7 de enero. “No descartamos iniciar acciones legales, porque el nene ahora tiene la pierna delicada y hay que cuidar que no se infecte, y debido a su anemia, tiene que realizar un tratamiento de aproximadamente un año”, dijo la tía de Emmanuel.

Fuente: Chajarí al Día 

Comentarios