Pais
Miércoles 01 de Abril de 2015

Denuncia sobre abusos a novicias en San Lorenzo

Una ex monja cordobesa escribió un libro en el que recuerda lo sufrido años atrás junto a sus compañeras a manos de otra religiosa.

Sandra Migliore, una ex monja oriunda de Justiniano Posse, en Córdoba moviliza por estos días a algunos sectores de San Lorenzo, al conocerse la edición de una obra de su autoría, "Raza de víboras", que editada en diciembre pasado, denuncia malos tratos y abusos sexuales por parte de otra religiosa y docente hacia ella y otras 12 aspirantes cuando cumplía con la etapa del noviciado en el Colegio Santa Rosa de Viterbo de San Lorenzo.

La ex religiosa cordobesa, que descubrió su vocación en la adolescencia, ingresó a la orden de las monjas franciscanas a los 16 años. La congregación tenía su centro de formación de religiosas en San Lorenzo y allí llegó Sandra, quien aunque reconoce que "cualquier causa al respecto prescribió, hace seis años", en su obra denuncia a otra monja y docente del colegio, la hermana Viviana Fleitas, quien actualmente conserva los hábitos y está radicada en Venezuela.

Una vez consagrada, la ex religiosa permaneció ocho años en la localidad bonaerense de Lanús hasta que en 1991 dejó los hábitos y pasados los años decidió dar forma de libro a esas vivencias.

Para el título "Raza de víboras", la autora apeló a un versículo del Evangelio según San Mateo, y según explicó al programa "Auténtica TV"de la ciudad de Monte Buey, su intención fue "denunciar, pero además desmitificar las visiones ingenuas en torno a la vocación religiosa".

Migliore describió a la "hermana Viviana" como un "maestra de novicias perversa, que acosaba y abusaba" y a la que "me la saqué de encima y la amenacé con denunciarla ante la superior del colegio, la única vez que me acorraló en un sótano que usábamos de depósito", indicó.

"En 1983, cuando yo tenía 16 años, mis padres me depositaron en el noviciado de monjas franciscanas que funcionaba en el colegio Santa Rosa", contó Migliore, quien denuncia en su libro a la coordinadora a cargo de las 13 menores de aquel año por pedofilia.

Mecanismo de defensa. En declaraciones al portal SL24, Migliore destacó que el libro es un publicación independiente y lo definió como "un mecanismo de defensa, de justicia, porque el caso prescribió. Es una catarsis, porque los abusos me causaron un cimbronazo muy grande".

La autora dijo que "la Iglesia no se pronunció aún acerca del libro, pero sí muchas de las abusadas le han agradecido su coraje de publicarlo. "Las mujeres que sufrieron me escriben por privado; algunas se han casado, han tenido hijos y su familia no sabe nada de los abusos. Muchas de ellas aún tienen pesadillas", contó la ex monja. "No quiero criticar la fe; sólo cuento lo que me pasó a mí y a mis compañeras en una época, para que se sepa", concluyó Migliore.


Fuente: La Capital

Comentarios