Inflación
Lunes 18 de Julio de 2016

Del campo a la góndola, la naranja multiplicó 11,24 veces su valor

Los productores reciben 1,60 pesos por kilo y los consumidores deben comprarlo a 17,80. En Entre Ríos advierten caída en el consumo

El precio promedio de los productos agrícolas desde que salen del productor y hasta que llegan al consumidor, se multiplicó 5,2 veces en promedio en junio, según indica el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), que elabora el Área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) para una canasta de 20 alimentos agrícolas.

Si bien se muestra en algunos casos una leve reducción de la brecha frente al valor de mayo, en algunos casos la brecha sigue siendo importante y el mes pasado los dos productos con mayores disparidades de importes fueron la pera y la naranja.

Los productores de pera, que se cultiva por lo general de las provincia del norte argentino, recibieron un pago de 2,2 pesos por kilogramos y el mismo artículo se comercializó en la góndola a 24,6 pesos, con lo que se incrementó 11,38 veces su valor.

En tanto, en el caso de las naranjas –que componen una parte importante en las economías regionales de la provincia, el precio entre el eslabón de origen de la cadena productiva y el consumidor se multiplicó 11,24 veces: el productor recibió 1,60 pesos por kilogramo en promedio y en supermercados y almacenes se vendió a 17,80 pesos.

En este marco, Gustavo Cechetto, referente de la Federación del Citrus de Entre Ríos, señaló a UNO: "No sabemos por qué hay tanta diferencia de precios. Un productor, con suerte, puede lograr que le paguen 2 pesos como mucho. Si en la góndola la naranja está cara, cae el consumo interno, que es lo que está pasando ahora".

"Ignoramos si lo que encarece el precio final son las cargas impositivas o algún otro factor, pero termina afectando a los productores. Está sobrando mercadería ahora y tampoco hay exportación, ya que se están cumpliendo con algunos compromisos hasta septiembre pero sabemos que después la exportación va a caer definitivamente", advirtió.

Asimismo, afirmó que el sector está complicado por los factores climáticos, que perjudicaron el cultivo y las cosechas, que se vieron afectados por las lluvias caídas meses atrás. Al respecto, comentó: "La citricultura atraviesa un año muy complejo, se declaró la emergencia por el tema climático en la provincia y estamos trabajando para conseguir financiamiento en sector para lograr un repunte en la producción".

Otros productos con gran diferencia de precios son la manzana roja, donde entre el importe que se abonó en origen y el de destino se incrementó nueve veces: de 3,1 pesos a 27,70 pesos. En tanto, en el caso de la Mandarina, su valor trepó 8,6 veces: al productor le pagaron 1,80 pesos y se consigue en las góndolas a 15 pesos en promedio.


Productos que tuvieron mejoras

En junio la caída de la brecha fue de 3,7% y acumula así una mejora de 11,9% en dos meses, de acuerdo al IPOD, que da cuenta de que si bien la participación del productor en el valor de góndola también tuvo un repunte, aunque continúa siendo baja: para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos relevados en junio, el productor solo recibió el 25,2% del precio que pagó el consumidor.

Entre los alimentos que tuvieron mejoras, la suba más fuerte se produjo en la berenjena, donde los valores al agricultor aumentaron 112,5% y acumulan un alza de 325% en dos meses. Los productores pasaron de recibir apenas 5 pesos el kilo en abril a 21,3 pesos el mes pasado. También subieron fuerte los precios al consumidor de ese producto (49,2%) aunque en menor magnitud que los importes de origen, reduciendo así la brecha.

El segundo aumento más agresivo del mes en los precios de origen fue en el tomate para ensalada, donde los productores recibieron 91,7% más que en mayo. Como sucedió con la berenjena el costo al consumidor también subió (35,5%), pero en menor magnitud.

Otros dos vegetales donde subieron los valores recibidos por los productores, fueron la papa (78%) y la lechuga (73,6%). En el caso de la lechuga ese aumento fue acompañado por una caída de 9,4% en los precios al cliente, mientras que en la papa por un incremento de 9,4%.

Otros productos con subas fuertes en los precios de origen fueron la calabaza, con un alza mensual de 64,6% en un contexto donde los costos al público se mantuvieron casi sin cambios permitiendo achicar la brecha de valores; y la frutilla, con un incremento de 54,6% pero que se trasladó completamente al importe final (57%).

Comentarios