La Provincia
Jueves 12 de Mayo de 2016

Defensor de Ilarraz insiste con pericias a los denunciantes

Se solicitó a la jueza que tramita la causa por abusos en el Seminario que se produzca una prueba que estaba pendiente desde principios de 2015. 

La defensa del cura Justo José Ilarraz, a través de un escrito de dos renglones, solicitó a la jueza que tramita la causa por abusos en el Seminario que  se produzca una prueba que estaba pendiente desde principios de 2015. Lo que pretende el abogado Juan Ángel Fornerón es que se realicen nuevas pericias psiquiátricas y psicológicas a las víctimas para analizar el contenido de unas cartas que los denunciantes habrían intercambiado con el sacerdote en 1994. Según el defensor, la jueza Paola Firpo ya había ordenado esta prueba e incluso se ofició de este pedido al Cuerpo Médico Forense, quienes argumentaron que para trabajar en el tema necesitaban el expediente. “Primero se dictó el procesamiento de Ilarraz, luego apelamos esta medida, el expediente pasó a la Cámara y hace poco más de un mes regresó al Juzgado de Transición”, reseñó Fornerón en comunicación con UNO.

El letrado negó que se trate de una medida para dilatar el avance de la causa y ratificó que el imputado tiene el legítimo derecho a solicitar todas las pruebas que sean necesarias. La defensa pretende demostrar que el contenido de la correspondencia “es diametralmente opuesto a lo que los denunciantes dijeron sentir. Allí relataron que le escribían a un amigo, que rezaban por él, y que lo extrañaban en el Seminario”, sentenció.

Fornerón dijo que con este material probaron que el contacto había existido, más allá de que recordó que los denunciantes sostuvieron que no recordaban haber escrito esas cartas. Por otro lado, el abogado manifestó su confianza en la decisión de la Corte Suprema sobre el recurso  extraordinario federal para que se declare la prescriptibilidad del proceso. “La acción penal está prescripta”, reiteró Fornerón sobre la estrategia que desde el primer día abrazó junto a Jorge Muñoz, el otro defensor del religioso que está cada vez más cerca de ser juzgado por hechos que ocurrieron en el Seminario Arquidiocesano de Paraná, entre 1989 y 1993.

***
El estado de la causa


Desde que se ratificó el procesamiento contra Justo Ilarraz, dándole un fuerte respaldo a la resolución dictada en primera instancia por la jueza Paola Firpo, el proceso se encaminó definitivamente hacia la clausura de la etapa de instrucción. Para procesar a Ilarraz, la magistrada se basó en las pericias psiquiátricas practicadas a los denunciantes, cuyo resultado corrobora la veracidad de sus dichos en relación a los abusos que sufrieron cuando estudiaban en el Seminario.

La novedad más saliente de los últimos días estuvo dada por las dos cartas que el Vaticano remitió -a través de la Cancillería- a la Justicia provincial dando cumplimiento a un oficio realizado oportunamente. En esa correspondencia, el cura se hizo cargo de “relaciones abusivas” y además pidió “perdón” por su conducta. Para la querella esta confesión, que incluso lleva la firma del acusado,  viene a corroborar la declaración escrita de monseñor Estanislao Karlic donde afirmaba que  Ilarraz en una charla le reconoció los hechos y se mostraba arrepentido. 

Tanto la querella como la Fiscalía consideran que ya se incorporaron todas las pruebas necesarias al expediente y que ahora se debe avanzar con el requerimiento de elevación a juicio. Respecto de la insistencia de la defensa para que se le practiquen nuevas pericias a las víctimas, trascendió que la querella este pedido como “improcedente” y que se trata de una estrategia “para dilatar el avance de la causa”.

También sostuvieron que a las víctimas “se les hicieron todas las pericias psiquiátricas y psicológicas” y entienden que  con esta estrategia se busca “revictimizar”. Fuentes ligadas al expediente adelantaron a UNO que el nuevo planteo de la defensa será rechazado, por lo cual solamente quedaría la instancia de apelación, y si todo avanza según lo estipulado el debate oral y público para determinar la responsabilidad de Ilarraz se realizaría en agosto.

Comentarios