Policiales
Jueves 23 de Abril de 2015

Declaró sargenta, pero modificó su primer testimonio

Ayer compareció Ana Bordón, en el juicio a los policías acusados de sedición en Concordia. Se vivió una jornada extensa

Se desarrolló la novena jornada del juicio en el que se trata de dilucidar la responsabilidad de 18 policías, acusados de varios delitos, entre ellos sedición, ocurridos el 8 y 9 de diciembre de 2013 en Concordia. Esta vez se escucharon cuatro testimonios en la sala de audiencias de los Tribunales concordienses. En la extensa jornada declararon Juan Silvetti, comisario inspector; José Antonio Flores, agente que se desempeña en Tribunales y Daniel Guillermo Cazón, agente.

En segundo turno prestó declaración una sargento perteneciente al área Inteligencia, Ana Bordón, con una trayectoria de 20 años en la fuerza policial. Por el giro que dieron sus dichos, se constituyó en la exposición más relevante del debate que acapara la atención de la opinión pública.
Extrañamente, Bordón, se contradijo de su primer testimonio brindado tiempo atrás.

Pese a las preguntas de la Fiscalía y uno de los defensores sobre su visible estado de nerviosismo, la funcionaria negó haber sido amenazada por los familiares o algunos de los policías implicados. La sargento se refirió puntualmente a los momentos previos a la toma de la Jefatura y la forma en que irrumpieron algunos  de los policías que participaron de la protesta.

Recordó que a pedido del jefe de la dependencia, Lucio Villalba, intervino en la manifestación previa que se realizó en los alrededores de la Jefatura. Sostuvo que su tarea en Inteligencia consiste en saber quienes son los referentes de una protesta. Así como también cuántas personas participan y el motivo de la misma, relató durante su exposición. En todo momento consignó que se trataba de una orden de un superior, pero que ello no implicó que haya tenido que elaborar un informe escrito ni oral.

Bordón explicó que cuando se produjo la irrupción de los policías y sus familiares a la Jefatura ella se encontraba observando todo desde la plaza 25 de Mayo, aunque no pudo percibir si se ejerció violencia contra sus superiores. Más allá de que no pudo dar más precisiones, confirmó que en la puerta del edificio estaban el jefe de Logística, el de Investigaciones y el jefe Departamental.


Cambió su versión

En uno de los tramos centrales de su narración, la agente se mostró dubitativa y varió su versión en relación a los nombres de los funcionarios implicados y de los roles que asumieron en el motín. Recordó que en su declaración anterior se había sentido nerviosa y que no podía precisar cada apellido de quienes ingresaron.  Expresó que entendió mal la pregunta porque estaba nerviosa y lloraba. Ante una consulta del fiscal Mario Guerrero negó que haya sido víctimas de presiones en su calidad de testigo. Acto seguido admitió que al principio había tenido inconvenientes por tener que declarar contra sus compañeros.


Admitió que hubo una toma

Otro de los policías que se refirieron a los hechos ocurridos  fue Daniel Cazón, quien se encontraba de guardia en el primer día del reclamo salarial que derivó en graves hechos de violencia.  Aseguró que los manifestantes ingresaron en forma violenta y que desde ese momento se tornó complicado su trabajo en la guardia. Indicó que el primer funcionario en llegar fue el senador Cresto y que luego se presentó el ministro Bahl.


Datos

* Son 18 los policías juzgados.

* El alzamiento policial dejó un saldo de tres muertos.

* Según el Código Penal, se prevén penas de hasta 20 años de prisión.

* El debate se extenderá hasta  junio.

* Ayer se cumplió la novena jornada del juicio.
 
* Habrá más de 800 testigos.

Comentarios