La Provincia
Lunes 24 de Octubre de 2016

Decenas de paranaenses quedaron varados en Federal por una promesa de trabajo

Unas 44 personas oriundas de Paraná se trasladaron a Federal por una promesa de trabajo. Una mujer los habría contratado para que este lunes comenzaran a trabajar en la cosecha de arándanos en Concordia. Pero, cuando llegaron el inicio del trabajo se había corrido para el jueves, lo que ocasionó una tensa situación en inmediaciones de la terminal de colectivos y un acampe colectivo que luego fue desmantelado por el intendente, Gerardo Chapino, quien dispuso medidas para solucionar la situación.


A las 22 del domingo se acercaron al lugar funcionarios de la policía departamental, entre ellos el Subjefe Héctor Alberto Acosta, y Gerardo Chapino, junto al secretario de Gobierno y Hacienda, Marcelo Cena, y la Asesora Legal Froschauer. Para descomprimir la situación, el jefe comunal dialogó con los paranaenses, y acordó que les ayudaría a volver a sus casas, disponiendo de un ómnibus para trasladarlos. El micro fue abordado por 28 de ellos, mientras que el resto decidió quedarse y acampar en la propiedad de la mujer en cuestión, de quien no se brindó la identidad, en el barrio El Silbido.


La complicada situación comenzó el domingo a las 18 y se descomprimió alrededor de las 23. Cuando estuvo todo controlado Chapino, los funcionarios que lo acompañaban, y las fuerzas policiales, a las que se había sumado el grupo de la Guardia Especial, abandonaron el lugar y el tránsito por la calle Dónovan, que había estado interrumpido, pudo restablecerse, indicó Federal al Día.

Comentarios