Clima
Miércoles 11 de Enero de 2017

Debido a las intensas lluvias un pueblo santafesino puede desaparecer

Pueblo Marini ubicado en el departamento Castellano y cuenta con 255 habitantes y 36 tambos.

El temporal de copiosas lluvias que afectó a la provincia de Santa Fe durante los últimos días de 2015 y el comienzo de 2016, trajo problemas en más de una docena de departamentos y principalmente a la cuenca lechera. Uno de esos casos es Pueblo Marini, una localidad santafesina ubicada en el departamento Castellanos, sobre la Ruta Provincial 22.

Las inundaciones del año pasado y la que sufre ahora implicaron el cierre de unos 26 establecimientos; quedan 10 o 12. De los 255 habitantes, resisten 140. Gerardo Piombo, jefe comunal, dice desesperado: "En dos meses cerraré, no hay más de qué vivir". Las 7200 hectáreas con la que cuenta la localidad quedaron bajo 1,50 metros de agua.
Embed

"¿Qué podemos hacer? Esperar que no llueva más. De los tambos en pie, seguramente no quedará ninguno. Acá vivimos de eso; sin esa producción no hay más entrada de recursos", relata Piombo.

Los tambos de la zona producen alrededor de 2500 litros de leche diarios y emplean a entre cinco y diez personas de manera directa, además del impacto indirecto en el resto de las actividades. Cada uno tiene entre 150 y 180 vacas en ordeñe.
Embed

El principal canal de la zona es el Vila al Cululú, con capacidad para desagotar 160.000 hectáreas. Hoy drena entre 180.000 y 200.000 y no da abasto. Piombo cuenta que hay agua 2300 metros arriba del alto del camino. "Impresiona", añade.

"Hoy en día el pueblo y el casco rural están tapados de agua, de punta a punta. Hoy, los caminos están imposibles".

Fuente: Uno Santa Fe

Comentarios