La Provincia
Jueves 04 de Febrero de 2016

Deberán nombrar un nuevo tribunal para juzgar al represor Mazzaferri

El expolicía federal, acusado de graves delitos de lesa humanidad cometidos en Concepción del Uruguay, recusó a los miembros del TOF de Paraná por entender que hubo prejuzgamiento. Los jueces aceptaron apartarse.

El expolicía federal José Darío Mazzaferri, quien debe ser juzgado por graves delitos cometidos en Concepción del Uruguay durante la última dictadura cívico-militar, consiguió apartar a todos los integrantes del Tribunal Oral Federal (TOF) de Paraná y por lo tanto postergar el inicio de debate, se confirmó a UNO. A esto se sumó un pedido de excarcelación del imputado.
El caso de Mazzaferri tiene características particulares, porque está señalado como el cabecilla de la patota de la Delegación Concepción del Uruguay de la Policía Federal, que se especializaba en secuestrar estudiantes secundarios y jóvenes militantes políticos, mantenerlos privados de su libertad ilegalmente y someterlos a salvajes torturas. Además, sorteó el juicio realizado en 2012 por haber permanecido prófugo de la Justicia entre 2009 y 2013.
A pesar de que se esperaba un rápido trámite para llevarlo a juicio oral y público –son numerosas las pruebas en su contra–, consiguió postergar esa instancia mediante recusaciones a jueces federales de Concepción del Uruguay y miembros de la Cámara Federal de Apelaciones de la capital entrerriana. En los últimos días logró otra dilación al recusar a los tres integrantes del TOF, Roberto López Arango, Noemí Berros y Lilia Carnero, quienes se excusaron y solicitaron la designación de magistrados reemplazantes.
La razón que encontró el abogado de Mazzaferri, Guillermo Morales, para cambiar todo el tribunal fue un par de párrafos de la sentencia de la causa Harguindeguy, dictada cuando el acusado se encontraba prófugo. En esas líneas López Arango, Carnero y Berros, sostuvieron que el represor participó de los delitos por los cuales se estaba condenando a otros dos integrantes del grupo de tareas de la Federal uruguayense, Francisco Crescenzo y Julio César Rodríguez.
Este jueves, el Tribunal resolvió hacer lugar a la recusación. Los jueces se excusaron de intervenir en el debate y solicitaron a la Cámara Nacional de Casación Penal que designe tres nuevos magistrados para que lleven adelante el juicio.
Se estaba a la espera de la fijación de la fecha del inicio de las audiencias. Tanto la Fiscalía como la querella ya habían ofrecido la prueba y se esperaban las declaraciones de al menos 20 testigos.
Consultado por UNO, el fiscal general José Ignacio Candioti, adelantó que no se opondrá al reemplazo de los jueces: “Yo no voy a recurrir esa resolución porque me parece atinada la decisión del Tribunal Oral. Es de esperar que la Casacion Penal resuelva prontamente y defina la integración del nuevo tribunal”.
Excarcelación
La estrategia dilatoria del defensor Morales no se agotó en la recusación, sino que también solicitó la excarcelación de su cliente. Ante este planteo, y habiéndose ya excusado, el TOF no avanzó con los pasos procesales para resolver la cuestión a la espera de la designación de sus reemplazantes.
La lógica indica que Mazzaferri no sería liberado, dado que existe el antecedente de su fuga durante cuatro años, lapso en el cual cambió su aspecto y eludió la búsqueda que realizaban las fuerzas de seguridad. Finalmente fue apresado en la provincia de Buenos Aires porque no había dejado de tener contacto con sus familiares.
El expolicía está acusado de privaciones ilegales de la libertad, allanamiento ilegal y aplicación de tormentos contra ocho vícitmas, entre las cuales se encuentran los militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) que fueron víctimas de secuestros y torturas en los sucesos recordados como “La Noche del Mimeógrafo”.

Comentarios