La Provincia
Viernes 19 de Junio de 2015

Debatieron sobre trata, violencia institucional y derechos de las mujeres

En jornadas sobre políticas públicas, en Paraná, se abordan los nuevos paradigmas en derchos humanos.

El jueves abrieron las Jornadas Políticas Públicas: Nuevos Paradigmas en Derechos Humanos, organizadas por la Secretaría de Derechos Humanos, Salud y Educación de la Municipalidad de Paraná, la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales y la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader).
La secretaria de Derechos Humanos, Salud y Educación, Florencia Amore; la decana de la Facultad de Humanidades, Rosario Badano; la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Mariana Gras Buscetto, y Lilia Saavedra, referente de Madres del Dolor, disertaron sobre Políticas públicas de derechos humanos, trata de personas, violencia institucional y derechos de las mujeres.
“Cuando iniciamos la gestión y la intendenta Blanca Osuna dispuso clausurar los prostíbulos, lo que se hizo fue proteger los derechos de las mujeres y esto tuvo un impacto directo en las familias y en los hijos de esas mujeres. Ahí es donde una vez más apareció la protección de los derechos humanos ordenando el desarrollo de las acciones”, planteó Amore.
Por su parte Badano señaló: “Es reconfortante ver cómo las prácticas materializan ideas y en ese sentido como Facultad venimos planteando una línea de trabajo en la cual trabajar con la Municipalidad de Paraná es donde se concreta y se visibilizan una cantidad de problemas que desde el Área de Conocimiento y Formación tratamos. Una de ellas tiene que ver con las políticas de cuidado de la infancia pero también hemos avanzado sobre otras, como el trabajo infantil y la mujer, aristas sobre las cuales se expresan problemáticas que desde nuestro lugar reflexionamos”.
“Durante esta década hemos tenido una situación de visibilización, de poner en palabras, la situación del matrimonio igualitario, la mujer y la salud mental. Pero eso solo no basta, sino que requiere de un cambio cultural para que la ley se cumpla —apuntó la decana—. En este caso las leyes han ido cumpliendo con un vacío histórico y político de reclamo de determinados sectores. Pero el cambio cultural en la mayoría de la educación dista de darse, y es allí donde veo el reto y el desafío más interesante”.
A su vez consideró que los temas propuestos para analizar en las Jornadas “contribuyen al cambio cultural necesario, al que aspiramos no por otra cosa que una mejor densidad de la condición humana”.
La historia de lucha de Lilia Saavedra
A su turno Lilia Saavedra, que se autodefinió como una militante social, compartió con los presentes su experiencia de vida e hizo referencia a cómo han impactado las políticas públicas, económicas y sociales en la vida de su familia y de las mujeres que pertenecen a Madres del Dolor. “En 1999, un 6 de junio, asesinaron a mi segundo hijo Ramón por defender aun chico de la calle. Él militaba en un centro cultural que se ocupaba de la contención de los chicos que estaban bajo de la línea de pobreza, y su recurso era juntar de la basura para no tener hambre. Trabajaba y estudiaba y con un grupo de la universidad colaboraba con este lugar los fines de semana”. Justamente cuando regresaba de llevar a pasear a los chicos, en la estación de trenes de William Morris “un gendarme sacó su arma reglamentaria y le pegó un tiro en la cabeza. Prácticamente murió al instante y mi militancia me ayudó para no quedarme de brazos cruzados”.
Tras el asesinato de su hijo Ramón Santillán, Lilia Saavedra creó la Fundación Vidas En Interacción para el desarrollo de la comunidad (VEI), es productora ejecutiva del programa Nación Zonámbula que se emite la TV Pública y escribió el libro “No callarás”, entre otras acciones. “El dolor por la muerte de un hijo es inconmensurable y hay que salir a buscar justicia, aprender, hacer carteles, marchas y un montón de cosas para las que no estamos preparados”, manifestó Saavedra. Por el caso de gatillo fácil de Sugus, como apodaban al hijo de Lilia, fue condenado Juan Sebastián Acosta. El efectivo “accedió a todos los beneficios y nunca pasó por la cárcel, por eso lejos está en mí de bajar los brazos. No elegí estar en este lugar y de acá no me saca nadie. Voy a seguir luchando para que esto no vuelva a suceder”, concluyó.
Reflexiones desde el Consejo Nacional de las Mujeres
Gras Buscetto, quien cerró el panel, preside el Consejo Nacional de las Mujeres, organismo rector de las políticas públicas en materia de prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.
“Cuando uno se sienta a elaborar políticas en conjunto con la gente, no desde un despacho o un escritorio sino desde el territorio, y en función de la necesidad se construye la herramienta que esa necesidad requiere, se empieza a construir otro paradigma porque no son palabras, son hechos”, afirmó.
Además Gras Buscetto destacó “la grandeza de lo que hemos podido construir estos años, que es sacar el velo. Y cuando Cristina plantea la discusión cultural, tiene que ver con repensarnos todo el tiempo. Si hay algo que nos enseñaron las Madres, como Lilia, y las Abuelas, es que lo imposible tarda pero llega si uno no baja los brazos”.
Cabe destacar que el acto de apertura de las jornadas se realizó en la Casa de la Cultura de Entre Ríos y contó con la presencia del secretario Legal y Administrativo de la Municipalidad de Paraná, Dante Molina. En tanto el cierre de la actividad estará a cargo del Licenciado Julián Ferreyra, secretario Técnico Administrativo del Consejo Consultivo Honorario como representante de la Comisión Nacional Interministerial en Políticas de Salud Mental y Adicciones (Conisma) de la Jefatura de Gabinete de Ministros, en la Escuela Normal José María Torres.

Comentarios